Actualizado hace: 3 horas 2 minutos
Liga de Campeones
Manchester finalista
Cristiano Ronaldo celebra uno de los dos goles que le anotó al Arsenal.

El Manchester United, más favorito que nunca, hizo añicos, en el Emirates, el sueño europeo de un Arsenal, al que aplastó por un 1-3. Resultado que lleva al campeón a otra final de Champions.

Miércoles 06 Mayo 2009 | 17:59

La solidez, la efectividad, la magia que han coronado las últimas temporadas al once de Alex Ferguson, dieron pocas opciones a su anfitrión. El líder de la Premier anuló a su rival, y en menos de un cuarto de hora, tiró abajo el intento local por hacer burla a los pronósticos. No funcionó el Arsenal Esta vez no funcionaron el entusiasmo, las ganas y la combinación de talento y juventud de la que tanto presume su "mister" francés, Arsene Wenger. El Arsenal no pudo con un United que marcó el tiempo desde el arranque; que esgrimió sus armas más poderosas y que silenció las gradas con las estocadas milagrosas de sus "Ronaldos" y sus "Rooneys". En cuestión de instantes, el Manchester neutralizaba la energía de su anfitrión. El Arsenal, un club que atraviesa en la Premier un momento dulce, con 21 partidos sin perder -y en Europa, hasta ayer, llevaba 24 encuentros invicto como local. De poco servía el empeño del punta Emmanuel Adebayor por nivelar el partido para la escuadra local, pues el togolés se topaba con la solidez férrea del central Rio Ferdinand. Al Arsenal tampoco le salvó la visión de juego o el temple desde el medio campo de su capitán español, un Cesc Fábregas que se quedó sin final europea. Manchester replicaba A cada movimiento "gunner", el Manchester replicaba: bien con un tiro a meta peligroso del internacional Wayne Rooney; o con una jugada en solitario del imparable Cristiano Ronaldo. El paso por vestuarios no mejoró el destino de un Arsenal cada vez más alicaído, más rendido ante la evidencia, y conocedor de que los minutos se agotaban para desplegar la hazaña que le salvaría de la eliminación. Ronaldo volvió a plantar cara al español Almunia, que abortó con una estirada notable otro centro a meta del portugués, a inicios del segundo tiempo. Con la semifinal enfilada, Ferguson se curó en salud y sustituyó a Rooney -quien ya tenía una amarilla y corría el riesgo de quedar fuera de cara a la final- por el búlgaro Dimitar Berbatov. El Barça busca su paso a la final de la Champions Tras la lección de buen fútbol ofrecida el pasado sábado en su visita liguera al Real Madrid, donde el equipo de Pep Guardiola se aseguró prácticamente la Liga tras ganar, por 2-6, el Barcelona, también clasificado para la final de la Copa, se juega hoy desde las 13h45, en Londres, la posibilidad de optar a la triple corona. Afronta el encuentro el Barça con dos bajas importantes. Rafael Márquez se lesionó en la ida y no volverá a jugar en lo que resta de la temporada; pero tampoco estará en Stamford Bridge Carles Puyol, que vio una amarilla ante el Chelsea en la ida. Con estas dos bajas, Guardiola se enfrenta a una posible tercera: la de Thierry Henry, quien se retiró lesionado del encuentro de Madrid. En el otro lado resulta una evidencia que el Chelsea está cada vez más "presionado" por cosechar éxitos europeos, por lo que tratará en su reducto de Stamford Bridge de contener, como hiciera ya en el Camp Nou, a un imparable Barcelona. Los "blues", tutelados hasta final de temporada por un hombre que ha transformado la plantilla desde la destitución del brasileño Luiz Felipe Scolari, el también seleccionador de Rusia, Guus Hiddink, se quedaron a las puertas de lograr la Copa de Europa la pasada temporada. A la cita definitoria con el Barca regresarán a la plantilla el germano Michael Ballack en el medio campo, y el inglés Ashley Cole.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala