Actualizado hace: 1 hora 45 minutos
Gonzalo Medina Calderón
Cumplir años

En la provincia del Napo, hace un año junto a los Jóvenes de Intercambio Rotario en el paseo anual que brindan los clubes Rotarios del país a los jóvenes extranjeros, tuvimos la oportunidad de sorprendernos ante la presencia de un inmenso árbol de ceibo en plena selva de la Amazonía, que, según los nativos, tiene 200 años de existencia.

Martes 05 Mayo 2009 | 20:03

Es impresionante, sus colosales dimensiones. Tendrá unos 60 metros de altura, su base está formada por una serie de robustos tablones de 20 a 50 centímetros de grosor y de dos a tres metros de ancho que se hunden en la tierra, quien sabe hasta qué profundidad, formando sus raíces, en una extensión de unos quince a veinte metros de diámetro y suben luego hacia el tronco, el que termina proyectando una enorme pirámide de brillantes hojas verde claro. Es sugestiva la sensación de poder, de vida y fortaleza, que despierta su presencia. Este hecho ha venido a mi memoria, con motivo de una tarjeta de felicitación que he recibido de la asociación de médicos del hospital, presidida por el colega Dr. Álvaro Ponce C. En donde se observa un árbol que inclina su tronco ante los elementos de la lluvia y el viento, pero sigue con su cerviz desafiante a los elementos naturales, que para el ser humano son las vicisitudes de la cotidianeidad del hecho de vivir. Toda persona debe tener la suspicacia por su propio bienestar de decir en sordina, para sí mismo: que venga la vida y ponga su impronta, que la respuesta saldrá espontánea del ser, traducida en entusiasmo por vivir y cumplir con lo que debemos hacer por la familia, la comunidad, y la sociedad en que le ha tocado desenvolverse, hacer de ello el “leit motiv” de la existencia, tener como basamento o pretender tener, valores éticos fundamentales que son los que norman la vida de todos los seres humanos. Pretendo identificarme con la postal de referencia en mis muchos años cumplidos, por lo que mis familiares y amigos nos han hecho llegar sus parabienes. Así concibo el aún proyecto a mantener y seguir hasta cuando las leyes del universo indiquen que debo cambiar de estado para fundirme en una sola presencia con todos los seres que llevamos el espíritu como emblema de lucha.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala