Actualizado hace: 21 minutos
Melvyn O. Herrera C. | melvynherrerac@hotmail.com
La “Ruta del Sol” o “Spondylus”

Hace unos días viajé por las vías Manta – Guayaquil – Salinas - Manta. Del primer y sufrido tramo correspondiente al territorio manabita no añadiré nada a lo que ya se ha editorializado, comentado y calificado como un vía crucis y vergüenza que contrasta con la autopista que une a Guayaquil con la península antes guayasense, por lo que me refiero a la ruta que une la provincia de Santa Elena con la nuestra, a la que se está intentando, en buena hora y con laudables propósitos, potenciar como un icono del turismo costero ecuatoriano; por ello se la ha denominado Ruta del Sol, o también Spondylus; vía que debe estar a la altura de lo que se pondera, porque al momento como que aún suena a engaño.

Lunes 04 Mayo 2009 | 15:58

Me anima aportar con lo que experimenté, para que se corrija lo necesario y así lograr el disfrute de los turistas nacionales y extranjeros, que esperamos se multipliquen transitando por los paraísos que atraviesa la ruta; para ello, urgentemente deben incorporarse –porque han “olvidado” planificar- pasos laterales (“by pass”) en cada población, debido a que en la actualidad se obliga a transitar a todos los vehículos por el centro de todas las numerosas localidades, con la consiguiente congestión y caos en ellas y el fastidio del turista, al que se le hace perder su tiempo ingresando a poblaciones a las que no tiene interés visitar. Por esto sus habitantes también sufren su parte y, para protegerse, ilegalmente han saturado la ruta de anti técnicos reductores de velocidad, llamados “policías acostados”, que son un verdadero atentado a la seguridad de los viajeros no habituales, es decir turistas. Perdí la cuenta de la gran cantidad de esos monumentos a la estupidez que se han colocado en toda la ruta, atormentando a los habitantes de los sitios y a quienes creímos que, con la promoción realizada, se había suprimido esos atentados a la razón. De poco servirá la gran inversión que se está realizando al pavimentar con hormigón las partes críticas de la vía, para dejarla expedita en toda su extensión, si no se corrige lo antes señalado, pensando siempre en la satisfacción del turista. Ideal sería que con urgencia se dote a la ruta de señales viales con estándares internacionales, desechando las domésticas actuales, que más que guiar correctamente al turista, lo confunden. De implementar las autoridades estas observaciones, no hay duda que los regalos que la naturaleza nos ha dado en la geografía costeña y marina del área atraerán las inversiones, generando un filón de ingresos para la economía nacional, ya que hay voluntad para desarrollar emprendimientos turísticos. No se debe omitir la concienciación de la ciudadanía asentada en la ruta, que es parte activa y beneficiaria de la industria sin chimeneas, que empieza a echar raíces en estas deprimidas regiones. ¡Avante!
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala