Actualizado hace: 4 horas 33 minutos
Nancy Vélez
Violencia

Las estadísticas oficiales y los hechos de crónica roja demuestran que en Manabí la violencia tiende al aumento.

Sábado 02 Mayo 2009 | 19:44

En el 2005, en la provincia la Policía Nacional contabilizó 115 asesinatos; en el 2006, 74; en el 2007, 78; y en el 2008, 294. En los cuatro primeros meses de este año ya se registran 79 muertes violentas. Pero no sólo estas cifras reflejan esta realidad. Lo hacen también los robos, asaltos, extorsión agresiones, maltratos, crímenes y un sinnúmero de actos al margen de la ley y de la moral que ocurren a diario. Lo hacen también los linchamientos: uno ocurrido en San Vicente y dos en el cantón Sucre; lo hacen también los homicidios de dos personas sólo por lanzar un piropo y lo hacen también los tres últimos enfrentamientos entre policías y acusados de hechos delictivos. Son circunstancias delatadoras de una tendencia que pone en riesgo la convivencia armónica y plena de los manabitas. Hay una irracionalidad que no permite dialogar, que se obstina en actuar sin importar el daño que se haga. Hay una violencia generalizada que no terminará mientras se la combata con más violencia y no se busque el camino de la ley para hacerle frente. Está creciendo una conducta individual y a veces hasta colectiva que rompe las reglas del buen vivir para lograr, por medios ilegítimos, atemorizar, burlar, agredir, aniquilar u obtener ganancias fáciles, sin percatarnos que este comportamiento no termina con la violencia, sino que más bien la fortalece. No sólo hay que mirar la “paja en el ojo ajeno”, también tenemos que revisar cómo estamos actuando; no vaya a ser a que desde el lugar donde nos encontremos estamos contribuyendo a que ocurran estos hechos lamentables.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala