Actualizado hace: 3 horas 47 minutos
MANTA
Comerciante es el muerto 30

Joselo López Ponce, hermano de José Rafael Zambrano Ponce (43), asesinado la noche del lunes de varios disparos, presume que el móvil de los criminales fue robarle el vehículo. Zambrano Ponce estaba jugando naipe con varios amigos en casa de uno de ellos, ubicada en la ciudadela Marbella. Cerca de las 21h30, se levantó para dirigirse a su carro a buscar algo. Como estaba distraído no se percató que se le habían acercado los delincuentes con el ánimo de llevarse el automotor. Su hermano indicó que, al parecer, el hoy occiso intentó evitar el robo, y por ello una bala le rozó la mano izquierda y dos se alojaron en su cuerpo. Uno de los proyectiles le perforó el pulmón, por lo que murió al llegar a la clínica San Gregorio, donde sus amigos lo llevaron en un intento de salvarle la vida que resultó infructuoso. En la confusión ninguno de los presentes se fijó en los antisociales, sólo saben que andaban en otro vehículo. Ellos salieron corriendo al escuchar los disparos, y encontraron a Zambrano herido. Fue trabajador eléctrico Se conoció que Rafael Zambrano desde hace seis meses dejó de trabajar para la empresa eléctrica, en el área de corte y reconexión de luz. Actualmente laboraba como comerciante de pescado. Vivía junto a su esposa, María Eugenia Zambrano, y sus hijos en Tarqui. Con esta persona son 30 los asesinados en este año. Sólo hay denuncias de 2 casos.

Miércoles 29 Abril 2009 | 22:57

Joselo López Ponce, hermano de José Rafael Zambrano Ponce (43), asesinado la noche del lunes de varios disparos, presume que el móvil de los criminales fue robarle el vehículo. Zambrano Ponce estaba jugando naipe con varios amigos en casa de uno de ellos, ubicada en la ciudadela Marbella. Cerca de las 21h30, se levantó para dirigirse a su carro a buscar algo. Como estaba distraído no se percató que se le habían acercado los delincuentes con el ánimo de llevarse el automotor. Su hermano indicó que, al parecer, el hoy occiso intentó evitar el robo, y por ello una bala le rozó la mano izquierda y dos se alojaron en su cuerpo. Uno de los proyectiles le perforó el pulmón, por lo que murió al llegar a la clínica San Gregorio, donde sus amigos lo llevaron en un intento de salvarle la vida que resultó infructuoso. En la confusión ninguno de los presentes se fijó en los antisociales, sólo saben que andaban en otro vehículo. Ellos salieron corriendo al escuchar los disparos, y encontraron a Zambrano herido. Fue trabajador eléctrico Se conoció que Rafael Zambrano desde hace seis meses dejó de trabajar para la empresa eléctrica, en el área de corte y reconexión de luz. Actualmente laboraba como comerciante de pescado. Vivía junto a su esposa, María Eugenia Zambrano, y sus hijos en Tarqui. Con esta persona son 30 los asesinados en este año. Sólo hay denuncias de 2 casos.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala