Actualizado hace: 7 horas 6 minutos
Al César lo que es del César
Al César lo que es del César
Por: Mauro F. Molina Menéndez
molinamauro1117@yahoo.com

Lunes 27 Abril 2009 | 20:06

En estos tiempos de crisis de valores humanos, cuando los méritos intelectuales y la trayectoria honesta han pasado a ser cualidades de segundo plano, para dar paso a la mediocridad y al servilismo adulador como único requisito para obtener prebendas y canonjías burocráticas y políticas, cuando las mafias trinqueras asaltan la administración pública disfrazadas de ideologías de izquierda; cuando los farsantes se convierten en figuras políticas comprando la conciencia del pueblo en un baratillo de ofertas y promesas inalcanzables; es necesario que los ciudadanos que creemos que todavía estamos a tiempo de cambiar el actual estado de las cosas iniciemos una campaña crítica para censurar las actuaciones de ciudadanos que en su calidad de funcionarios públicos o privados atenten contra los intereses de la comunidad.

Dentro de este marco de cuestionamiento a la inconducta; es necesario también resaltar actuaciones de ciudadanos con quienes en muchos casos quizás no participamos de todos sus conceptos, pero constituyen un valioso aporte a la dignidad y a la democracia. Quiero referirme al comunicador Carlos Vera, quien en los actuales momentos es sin lugar a dudas el periodista de opinión política de mayor connotación nacional, polémico, muchas veces cuestionado por algunos exabruptos en el desempeño de su actividad profesional, pero conocedor de la problemática nacional y firme defensor de la libre expresión; que a diferencia de muchos “manabitas” no se ha desarraigado de su tierra, ha mantenido una constante preocupación por las obras de su provincia. No tengo el gusto de ser su amigo y quizás no mantengamos afinidad ideológica ni política, pero su trayectoria en el periodismo político es un aporte importante para el equilibrio de nuestra democracia.

  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: