Actualizado hace: 17 minutos
PUERTO LÓPEZ
Extranjeros ayudan con labor social en el sur
TRABAJO Las chicas extranjeras también ayudan en la construcción de bloque de aulas en las escuelas donde no hay salones para que los niños reciban clases.

Jóvenes de distintos países del mundo no sólo llegan a Puerto López a observar ballenas jorobadas, o a recorrer el Parque Nacional Machalilla, sino que también visitan el cantón para realizar trabajos comunitarios.

Lunes 27 Abril 2009 | 16:36

Anualmente llegan hasta el sur manabita decenas de jóvenes profesionales de países europeos, australianos, norteamericanos, africanos y asiáticos para ser parte del programa Aprendizaje de Voluntariados en Ecuador, cuyas siglas en ingles es ELEP. Listh Bermeo, coordinadora de ELEP en el sur manabita, recordó que desde el 2000 reciben a jóvenes voluntarios en labor social. “Los primeros en llegar fueron unos jóvenes canadienses a realizar estudios de la caña de bambú y como compensación a su aprendizaje efectuaba trabajos de construcción en cabañas comunitarias”, recordó Bermeo. Kristina Alvero de Canadá estuvo seis meses, en el 2008, en Agua Blanca enseñando inglés a los comuneros que ofrecen servicios turísticos. A cambio, ella recibió varias clases de español. El coreaneo Hye Sun Lim estuvo tres meses, efectuando trabajos de reforestación en las comunidades de Ayampe y Las Tunas. Durante ese lapso, Sun conoció las comunidades del sur manabita y aprendió a cocinar comida que se preparan en los hogares comunales de Puerto López. Los alemanes Gillian Phlips y Lisa Loddeke, estudiantes de Medicina, hicieron, durante 9 meses, sus pasantías en el Sub Centro de Salud de la parroquia Salango. Así como ellos, durante 8 años llegaron más de 120 voluntarios hasta las comunidades de Puerto López a realizar labores comunitarias en la construcción de bloque de aulas, ayudar en las guarderías en la atención de los niños, enseñar algún deporte a los niños de las entidades educativas y otras tareas. El año pasado murieron 4 inglesas cuando viajaban desde su país hasta el sur manabita para hacer labor comunitaria. Sus padres llegaron a inicios del año para cumplir con la labor que ellas no efectuaron. Bermeo aseguró que los pasantes pagan sus gastos de movilización y a cambio reciben el calor familiar de los portolopenses.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala