Actualizado hace: 1 hora 11 minutos
María Teresa Cedeño Carreño
Hombre ilustre, recordado por siempre

En las páginas doradas de la historia consta que, en la década del 38 nació Eudoro Bienvenido Loor Rivadeneira, quien en su vida estudiantil, pese a su pobreza, se destacó como uno de los mejores alumnos de la escuela Cristo Rey, así como también, el mejor alumno del colegio nacional Olmedo, haciéndose acreedor a una medalla de oro otorgada por el Municipio de Portoviejo “Al Mejor egresado estudiante del colegio Olmedo”; y, en sus estudios superiores, por sus excelentes notas lo nombraron “El mejor egresado de la Universidad Técnica de Manabí”, donde se incorporó de ingeniero agrónomo.

Miércoles 22 Abril 2009 | 21:59

Todos estos méritos y virtudes obtenidos por su inteligencia, por su honradez, lealtad, amor fraterno a su madre y pueblo que lo vio nacer, permitieron que sus compañeros, amigos y ciudadanía en general confiaran en este ilustre caballero para ostentar dignidades como: Presidente del comité central olmedino; presidente de la FEUE; presidente Aso. Escuela de Ingeniería Agronómica de la UTM; presidente de la junta provincial liberal radical; director nacional del partido Liberal; presidente de Cámara Junior de Portoviejo y a nivel nacional. También desempeñó funciones de analista-investigador y asistente técnico; profesor del Instituto de Investigaciones Económicas y Estadísticas de la UTM; profesor del Colegio Técnico Agropecuario e Industrial; profesor de la UTM y su colegio anexo; concejal del cantón Portoviejo; comisario de la empresa eléctrica; Diputado por Manabí (79-84); miembro de la Comisión Agraria, Económica, Industrial y Comercial del Congreso Nacional (5 años) y presidente de la misma comisión (83-84); Presidente del directorio del BNF (84-85); Subsecretario de Educación y Cultura (1985); Ministro de Educación y Cultura (e-1986); Consultor de las Naciones Unidas; alcalde de Portoviejo (88-92); director del Senado Junior (93); subinterventor de la Superintendencia de Bancos para el BNF (96-97); Gerente general del BNF (97-98); interventor del Municipio de Portoviejo (99-00); Diputado por Manabí (03-04). Un día martes 22 de abril del 2008, un ángel bajó del cielo y le dijo a Eudoro, muy quedito al oído, que venía de parte de Dios para que suba al cielo, ya que por ser tan bueno y noble había sido escogido para integrar el coro celestial. Muy contento por la elección, emprendió el viaje hacia el más allá, bendiciendo a sus hijos, esposa, familiares y amigos, y que desde el cielo con su antorcha bendita iluminará sus caminos. ¿Cuántas personas e instituciones recibieron su mano amiga? ¿Cuántos estarán trabajando en instituciones públicas y privadas con la ayuda de este magnate? ¿Cuántos recibieron de su mano, y estando en el lecho del dolor lo traicionaron? ¿Dónde están sus verdaderos amigos? ¿Habrán elevado una plegaria para su descanso eterno? Hoy, 22 de abril, el Ing. Eudoro Loor Rivadeneira, cumple un año de su partida al cielo. ¡Paz en su tumba!
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala