Marcelo Farfán Intriago

Servidor público

Miércoles 18 Febrero 2009 | 17:17

En nuestro país se consideran como servidores públicos a quienes laboran para la administración pública y cuya función es la de brindar servicios públicos a todos los ecuatorianos.

El servicio público es una actividad amplia por sus características, organización y forma. Es un interés general que está por encima de cualquier otra circunstancia, en donde el Estado tiene la obligación de asegurar la prestación del mismo con eficiencia y eficacia. Traigo al debate este tema, por cuanto el Consejo Nacional Electoral ha determinado que aquellos dignatarios que aspiren una reelección podrán participar en la contienda electoral sin renunciar a sus cargos y gozando de licencia con sueldo. Nuestra Constitución actual define al servidor público en el artículo 229 de la siguiente manera: “Serán servidoras o servidores públicos todas las personas que en cualquier forma o a cualquier título trabajen, presten servicios o ejerzan un cargo, función o dignidad dentro del sector público”. De otro lado, la Constitución de 1998 diferenciaba la calidad de servidores, especificando en el artículo 121 cuando decía “Las normas para establecer la responsabilidad administrativa, civil y penal por el manejo y administración de fondos, bienes o recursos públicos, se aplicarán a los dignatarios, funcionarios y servidores de los organismos e instituciones del Estado”. Por esta razón queda absolutamente claro que a partir de la vigencia de la nueva Constitución del 2008, no existe diferencia alguna entre dignatarios, funcionarios o servidores públicos, ya que las tres denominaciones están consideradas a la presente fecha como servidores púbicos. Siendo así las cosas, jamás debió haberse reglamentado que los servidores públicos que hayan sido elegidos por votación popular y se candidatizen para la misma función, puedan seguir laborando y ganando sus remuneraciones. Incluso el numeral 6 del artículo 113 de la misma Constitución señala que “Las servidoras y servidores públicos de libre nombramiento y remoción, no pueden ser candidatos o candidatas de elección popular, salvo que hayan renunciado con anterioridad a la fecha de su candidatura”. Incluso esa misma disposición dice que las demás servidoras o servidores públicos y los docentes, podrán candidatizarse y gozarán de licencia sin sueldo desde la fecha de inscripción de su candidatura hasta el día siguiente de las elecciones. Es decir entre esas “demás servidoras o servidores públicos” se encuentran los Concejales, los Alcaldes, los Prefectos, Asambleístas, Presidente y Vicepresidente. El Consejo Nacional Electoral actuó deliberadamente en contra de la Constitución actual, al haber permitido que los servidores públicos que actualmente ejercen funciones de dignatarios, se mantengan ejerciendo esa función y a su vez participen en un nuevo proceso electoral, dejando un funesto precedente en la aplicación de la definición constitucional de servidor público.

+ NOTICIAS

¡¡¡Bienvenido, francisco!!!

Melvyn O. Herrera C. | 04:00 ¡Bienvenido a ésta tu querida América morena en cuyo extremo sur naciste! ¡Sí, bienvenido a este suelo mestizo, que siendo Quito, hace tiempos por esnobismo lo denominaron Ecuador! Es una sin par deferencia tuya, que el retorno a tu continente se inicie en esta patria, pequeña en territorio pero inmensa en muchos otros valores.

Golpe blando y dictadura blanca

Ernesto Intriago | 04:00 Estos dos términos están de moda en la jerga política actual de nuestro país, una frase es más actual que otra, pero eso es lo que menos importa, lo que hay que resaltar es quiénes utilizan estas frases, y por qué unos sectores acusan a otros de fraguar un golpe blando y una dictadura blanca.

¡Abbiamo papa en ecuador!

Editorial | 04:00 S í, “abbiamo Papa”. Ecuador tiene Papa desde la tarde de ayer y por tres días, desde que Jorge Mario Bergoglio, el santo padre que dirige la Iglesia católica, el máximo representante de Dios en la Tierra, pisara suelo ecuatoriano luego de que el avión que lo trajera desde Roma aterrizara en el aeropuerto de Tababela.

En juzgados de ee.uu. se jura sobre la biblia

Hernán Vinces Vélez | 04:00 Para que hayan aprobado y legalizado el matrimonio homosexual en todo su territorio, se considera que ya han abolido esta norma de juramento que lo hemos observado toda la vida; caso contrario estarían contradiciéndose ante todo principio humano y cristiano.

Cultura política

Edwin Delgado Armijos | 04:00 Las movilizaciones sociales que se vienen dando pueden ser tratadas desde una perspectiva distinta, con un enfoque integral que permita sacar ciertas conclusiones. Pero enfoquémonos en nuestra provincia.

La transmutación de bergoglio (ii)

Pedro Vincent Bowen | 04:00 Antes de continuar con la entrevista al entonces cardenal de Buenos Aires, José Mario Bergoglio, por el periodista Chris Mathews de la cadena norteamericana de televisión por cable MSNBC, debo responder a Rolando Montesdeoca (“lector impenitente” de esta columna, tal se autocalifica), quien me hace notar que es imposible atribuir a Bergoglio (hoy papa Francisco) haber asegurado que Ecuador (desde el año 2001) forma parte del bloque de regímenes socialistas que controlan Latinoamérica, dado a que S.M. Rafico I (bautizado recientemente con el alias de “el Cóndor” en informativos de Telesur de Venezuela), no se había sentado aún en el trono de Carondelet.

El antojito por el Himno a Manabí

Childerico cevallos caicedo | 04:00 El excelentísimo burgomaestre de Portoviejo ha insinuado, al eminente prefecto de Manabí, hacer un pequeño cambio: sustituir el himno de la provincia con el tan popular Pasillo Manabí.

No debe haber diálogo con doble discurso

Editorial El Diario | 04:00 Con la visita del papa Francisco ya a las puertas del país, el llamado al diálogo presentado por el gobierno nacional a los ecuatorianos debe tener un solo discurso.

En el corazón de África

Xus D Madrid | 04:00 En el mismo corazón de África han sonado los latidos de gente extraordinaria, nuestros soldados destacados en misión humanitaria y nuestros misioneros, gente de una pasta especial, de la que, más allá de eslóganes publicitarios, hacen que podamos sentirnos orgullosos de la “marca España”.