Actualizado hace: 7 horas 42 minutos
LAS 7 MARAVILLAS
Nota de gustos, Bustos
MARAVILLA aunque fuera antigua, mas es nuevita la rusita

Hace unos añitos -como dos mil trescientos, pico y pucho más o menos- a Calímaco (no, no es Clímaco) de Cirene, se le paró la nave y desembarcó en la nota de hacer lo que tituló como “Una colección de maravillas terrestres a través del mundo”.

Domingo 09 Noviembre 2008 | 14:35

Ese fue el inicio de lo que par de milenios y poco más, después, pasó a constituirse en esa manía de hacer lista de todo: Los diez más buscados, Los diez mejores de, Las diez peores para, los Ten Tops y las teen topless. Entre esos ránkings nació (un siglo después de Calímaco) el ranking de Las Siete Maravillas del Mundo (antiguo), que como sabe bien el lector, eran maravillosas, antiguas y siete. Se las digo: El Templo de Artemisa (Diana), en Éfeso; el Coloso de Rodas, en Rodas; los jardines colgantes de Babilonia, en Babilonia; el sepulcro del Rey Mausolo, no en Mausola sino en el Halicarnaso; el Faro de Alejandría, allí mismo; y la estuata de Zeus Olímpico, no en la piscina olímpica de la Federación sino en Olimpia, faltaba más. ¡Ah!, y las pirámides de Egipto, nada menos que en el mismísimo Egipto, vea usté. Calímaco, nació antes de morirse, como es lógico; lo que no parece tan lógico es que haya nacido el año 305 y se haya muerto el 240, pero lo que pasó fue que eso sucedió antes de Cristo, lo que en buena cuenta da el detalle de que Calí murió a los sesenta y cinco añitos de edad. El man fue bibliotecario donde más bacán era serlo, la ciudad de Alejandría sede nada menos que de la Biblioteca de Alejandría, que ella solita ya era una maravilla. Pero lo curioso de Calí es que escribió y describió con pasmosa exactitud cosas del mundo sin haber salido jamás de su natal Alejandría… Ni envidia le tengo.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala