Actualizado hace: 38 minutos
ESTADOS UNIDOS
Obama altera la historia
PRESIDENTE Barack Obama llega junto a sus hijas Malia (de rojo) y Natasha, y su esposa, Michelle (d), antes de ofrecer un discurso en el Grant Park de Chicago

El demócrata Barack Obama logró arrebatar con firmeza la Casa Blanca a los republicanos y pasar a la historia como el primer presidente negro de Estados Unidos, un hito largamente anhelado por los 35 millones de afroamericanos del país.

Jueves 06 Noviembre 2008 | 17:21

Al cumplirse el 40 aniversario del asesinato de Martin Luther King, el senador de Illinois colmó el sueño del reverendo, que desencadenó la lucha por los derechos civiles con sus aspiraciones de lograr un país donde no se juzgara a la gente por el color de su piel, sino por su carácter. Obama, de 47 años, logró además acabar con la última barrera racial que existía en un país donde, hace 143 años, hubiera sido un esclavo. En su intervención ante los miles de seguidores concentrados en Chicago para celebrar su victoria, el senador de Illinois dijo que su elección es "la respuesta" a las peticiones de muchos y que refleja que "el cambio ha llegado" a los Estados Unidos. "El sueño de esta nación está vivo", dijo. Con una campaña electoral planeada al mínimo detalles, metódica y serena, Obama pudo con facilidad con su contrincante, el senador republicano John McCain, que intentaba por segunda vez llegar a la Casa Blanca. En el momento de reconocer su victoria, según las proyecciones de las principales cadenas de televisión, Barack Obama sumaba 342 votos electorales en 27 estados, muy por encima de los 270 que necesitaba, mientras que su contrincante contaba con 143 votos en 18 estados. Lejos de la disputada contienda del 2004, y especialmente del 2000, donde el recuento de votos en Florida se alargó durante semanas, Obama fue sumando rápidamente y sin problemas los estados más disputados, especialmente Pensilvania, Ohio y Iowa. El histórico triunfo de Barack Obama -un desconocido hace solo cuatro años- extendió una corriente de euforia por la población afroamericana de todo el país, que ha vivido esta campaña con la redención por su pasado de esclavitud y de segregación. Exultantes, pero emocionados, los afroamericanos salieron a las calles de las principales ciudades del país para celebrar la victoria de uno de los suyos. Con su mensaje de cambio y de unidad, Obama convenció al país de la necesidad de iniciar una nueva era en la que Estados Unidos recupere su esplendor económico y su peso internacional. Los demócratas arrasaron y logran mayoría en el Congreso Los demócratas ampliaron su mayoría en ambas cámaras del Congreso de Estados Unidos. Los estadounidenses renovaron la totalidad de los 435 escaños de la Cámara de Representantes, 35 de los 100 escaños del Senado y 11 gobernadores, además de votar un centenar de iniciativas estatales. En el Senado, los demócratas lograron cinco escaños adicionales a los 51 que mantenían hasta ahora, cifra que incluye a los dos independientes que suelen votar con ellos. Los republicanos, que contaban con 49 senadores, habrían reducido su presencia a 40 escaños, a falta de que se computen los votos en Georgia, Minesota, Oregón y Alaska. Según los reglamentos del Senado, se requiere un mínimo de 60 votos para impedir cualquier intento de la minoría de torpedear los proyectos legislativos. En la Cámara de Representantes, los demócratas, que cuentan con 235 escaños frente a los 199 de los republicanos, han logrado ampliar su mayoría en ese órgano legislativo en una veintena de escaños. Entre las prioridades demócratas figuran un cronograma de salida de las tropas en Irak; una mayor regulación del sector financiero; la reforma energética; y mayores garantías sindicales.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala