Actualizado hace: 2 horas 14 minutos
CEMENTERIOS
Los muertos tienen su fiesta

En Manta hay cuatro cementerios municipales y dos privados. Los primeros ya no tienen capacidad para más difuntos.

Martes 28 Octubre 2008 | 18:33

Así lo indicó María Quijije al solicitar a las autoridades la construcción de un nuevo camposanto municipal, pues la población de Manta lo requiere, dijo. Y, lo que es peor, los cementerios privados son muy costosos, subrayó. Ella acudió la mañana de ayer hasta la oficina del supervisor de cementerios municipales, Edwin Robles, para tramitar la exhumación del cuerpo de su hijo sepultado en el cementerio de Tarqui. Su propósito es llevar antes del 2 de noviembre, día de los fieles difuntos, los restos de su hijo hasta la bóveda que construyó en el camposanto de Eloy Alfaro. “No es lo mismo velar a sus muertos en bóvedas alquiladas que en las de uno mismo”, añadió. Movimiento habitual Trámites como éstos, sumados a los permisos de construcción de bóvedas, colocación de lápidas, entre otros, se dan con más frecuencia desde inicios de este mes. A ésto se agrega la limpieza y pintura de tumbas en los cementerios, para lo cual no hace falta pedir permiso. Ese trabajo era el que hacía ayer Ramón Mera, de la Asociación de Albañiles del Cementerio. Mera sostuvo que normalmente lo que se cobra por limpiar y pintar una bóveda son 20 dólares, mientras que escribir el nombre y la fecha de muerte del difunto puede llegar hasta los 5 dólares. Experiencias Para Manuel Villamar, guardia de seguridad del cementerio general, orientar a quienes llegan a visitar algún familiar o amigo con la ubicación de la tumbas, se ha tornado una actividad del día a día. “Aunque parezca mentira, hay quienes se han olvidado dónde están sus muertos y es uno quien debe decirles dónde están enterrados. Son cosas que pasan a menudo”, agregó.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala