Actualizado hace: 18 días 5 horas 8 minutos
Ladrones dejaron a adulto mayor maniatado bajo el colchón y se asfixió

La autopsia reveló que Francisco Barberán no fue víctima de una muerte violenta, sino que falleció a causa de asfixia. Los ladrones que ingresaron a su casa para robarle lo dejaron maniatado de pies, manos, boca y además tapado con el colchón de su cama.

Miércoles 03 Marzo 2021 | 16:01

 

 
En primera instancia se dijo que él había sido asesinado.
Al momento de su hallazgo tenía varias horas sin vida.
Arturo Barberán, hijo del occiso, manifestó que a su padre lo habrían dejado muerto desde la noche del sábado o madrugada del domingo.
El dolido hombre pide a las autoridades que se haga justicia, pues indica que quienes le hicieron eso deben ir a la cárcel.
“Paquito”, como era conocido el hombre, vivía solo en una casa ubicada en el barrio El Olimpo, en el kilómetro 38 de la vía a Chone.
Él fue encontrado sin vida el domingo en la tarde por una de sus hijas y una nieta.
Con respecto al rostro de su padre, Arturo indicó que estaba un poco desfigurado, cree que roedores pudieron haberle causado daños, expresó.
El día del hallazgo se indicó que presumían que había sido rociado con algún líquido fuerte.
El sepelio de Francisco Barberán se cumplió ayer en horas de la tarde en el cementerio de la excooperativa de vivienda Unión Popular, de El Carmen con la presencia de sus familiares.
El domingo aproximadamente a las 18h00, Elena Barberán hija de Francisco, fue a la casa de su padre a dejarle merienda y como no le respondió, fue a la parte trasera del domicilio y comprobó que la puerta estaba dañada.
La señora le pidió al esposo que ingresara a la vivienda y se percató que Francisco estaba con su boca tapada con un trapo, atado de pies y manos debajo de la cama, y cubierto con un colchón, por lo que dieron aviso a las autoridades.
La Policía se encuentra investigando el trágico hecho, pues en casa del anciano no se encontró el cilindro de gas y todas sus cosas estaban revueltas, por lo que se presume que se trató de un robo.
Willian Cedeño, abogado de profesión, explicó que la muerte se tipificaría como un robo con violencia, y que en el hecho concurrieron dos delitos el robo y la muerte, lo que en el país tiene una pena de 34 años y ocho meses de prisión.
Hasta el cierre de la presente edición ninguna persona era detenida por este hecho.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala