Actualizado hace: 15 minutos
Instrucción, educación  y cultura
Instrucción, educación y cultura
Por: Universi Zambrano Romero

Lunes 04 Enero 2021 | 10:36

 Educación, instrucción y cultura parecieran términos sinónimos, pero no lo son. La instrucción se limita a la enseñanza, aprendizaje de lo básico: saber leer y escribir, a lo sumo las cuatro operaciones fundamentales, sumar, restar, multiplicar y dividir.

Hasta inicio del siglo XX, especialmente en las áreas rurales, pocas escuelas tenían los seis grados de primaria; era una rareza que un estudiante ingresara a un colegio secundario, ciclo que duraba también seis años hasta graduarse de bachiller en humanidades modernas que era un título muy respetable; más raro aún era que un joven humilde siguiera estudios superiores.
La educación es un concepto más amplio, contempla la enseñanza en valores morales, la ética, la cívica, las buenas costumbres, la urbanidad; la educación del carácter, la no violencia, el respeto a los mayores, el aseo personal, la paciencia, la tolerancia, el amor al prójimo, el respeto al vecino, el culto a la amistad, el respeto al derecho ajeno el respeto a la mujer, el amor a la patria, a los próceres y el conocimiento de la historia, el hábito de la lectura.
LA CULTURA, en cambio, es un concepto más amplio, es el summum de la educación de la persona, de un pueblo, de una nación; es la práctica de las costumbres ancestrales, es mantener las tradiciones y promoverlas.  José Martí decía: hay que ser cultos para ser libres, sin cultura no hay libertad. Igualmente, Simón Bolívar decía: no nos dominarán por la fuerza, sino por la ignorancia. Ser culto implica conocer la historia, el pensamiento de los filósofos, de los grandes artistas, pintores, compositores, estar día de los acontecimientos del país y del mundo en definitiva ser un lector contumaz, para ser un buen escritor, antes debe ser un lector asiduo.
Benjamín Carrión tuvo la visión de crear la Casa de la Cultura Ecuatoriana, que merecidamente lleva su nombre. Remarcó la palabra ECUATORIANA porque en este campo no cabe hablar de regionalismos ni de autonomías, primero porque esa no fue la concepción de Carrión, él pensó siempre en un país integrado a través de la cultura, jamás en un ente burocrático.  Después de la derrota del 41, dijo que lo que Ecuador requería era el ejército de la cultura, integrado por escritores, poetas, artistas de la danza, el canto, etc,. No se puede hablar de núcleos autónomos, aunque lleve el nombre de Eloy Alfaro, porque es una institución que percibe rentas del Estado, no puede convertirse en un ente burocrático más. Aclaro que no estoy aludiendo a ningún miembro de esta respetable institución.
En este campo no caben ambiciones políticas ni narcisismo. El Núcleo de la Casa de Cultura de Manabí debe abrir las puertas a todos los promotores de la cultura y fortalecer los núcleos cantonales.
 
Universi Zambrano Romero
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti:

Más opiniones: