Actualizado hace: 9 horas 40 minutos
Dignificar a la salud
Dignificar a la salud
Por: Childerico Cevallos
[email protected]

Domingo 25 Octubre 2020 | 13:58

Dignificar a la salud

Estamos peor, pero estamos mejor. Porque antes estábamos bien, pero era mentira. No como ahora que estamos mal, pero es verdad”.

Expresiones del célebre comediante mexicano Mario Moreno, conocido mundialmente como Cantinflas, cuya capacidad humorística, impregnada de sátira y profundas reflexiones filosóficas y humanistas, permiten ser resaltadas en nuestros tiempos, porque sus razonamientos y apreciaciones son propicias ante la permanencia de iniquidades, falencias, vicios e injusticias sociales similares a las que certeramente combatiera con fina, exquisita pero contundentes verdades.
“Estamos peor, pero estamos mejor”: Antes de esta pandemia la situación hospitalaria del país era mala, pero se desconocía de la podredumbre que corroía su sistema administrativo. 
Ahora, con la olla de grillo destapada, la realidad no es diferente pero es pública, abierta a conocimiento ciudadano, como es su derecho para mejorarla.
“Porque antes estábamos bien pero era mentira”: Porque vivíamos más engañados de los manejos en la salud, con ministros cambiados con pasmosa frecuencia, pero que en declaraciones altisonantes pregonaban la eficiencia de sus tareas, que estábamos bien, pero no era cierto.
“No como ahora, que estamos mal, pero es verdad”: Es decir, habiéndose relativamente aclarado el panorama, sabemos la intensidad del problema, lo que lo hace más llevadero y cómo tratarlo.
Estamos mal y esa es la verdad. Pero basados en esa realidad, hay que trabajar para defender a la nación y a su población, que es la génesis de Ecuador.
La patria ha estado perdiendo valores, enfermándose sus pilares como el de la salud. La pandemia desnudó trágicamente a un sistema salubrista público deficiente, que hay que atender con urgencia para evitar un colapso, de reeditarse la pandemia o aparecer nuevas emergencias.
Pero el mal sirvió, a su vez, para resaltar la calidad y la vocación de los profesionales de la salud ecuatorianos. Estoicamente, sin la preparación ni los equipos pertinentes hicieron la lucha, mortal también para algunos de ellos. Pero resistieron y continúan combatiendo en primera fila.
Por eso tiene que detenerse la equivocada y peligrosa medida de despedir personal médico a la par de las declaraciones del ministro de Finanzas, quien manifestara que están buscando los espacios presupuestarios para retener a los trabajadores, amparados en la Ley Humanitaria.
La pandemia hizo pública la ceguera de los gobiernos ante la precariedad del sistema salubrista estatal, error craso que esta administración debe enmendar dignificando la Salud.
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti:

Más opiniones: