Actualizado hace: 6 minutos
Michael Frederic Feldman
Elecciones en EE.UU. y Ecuador

Martes 13 Octubre 2020 | 04:00

Este año, entre noviembre y febrero, Ecuador y Estados Unidos planean realizar elecciones presidenciales. Hay similitudes y diferencias en el proceso democrático entre estas dos naciones. Ambas tienen los tres poderes del Estado, elecciones libres periódicas y transiciones pacíficas del poder, y luchan contra la corrupción endémica.

Sin embargo, uno es el país más rico y poderoso del mundo, y el otro es una nación pequeña que se esfuerza por encontrar un futuro seguro e independiente. Otra diferencia importante,  en Estados Unidos el sufragio no es obligatorio, y la mayoría de la gente no vota. En las elecciones presidenciales, solo el 40% lo hacen, y menos en años con solo elecciones locales y legislativas. Hay intereses creados que activamente convencen a las personas de no votar argumentando que es inútil y difícil. En mi opinión personal, el problema del sistema político estadounidense no es la Constitución, ni los votantes ni los candidatos, son los dos partidos políticos, los Demócratas y los Republicanos que han dominado la política estadounidense durante más de 170 años. Estos dos partidos han ganado todas las elecciones presidenciales desde 1852 y han controlado el Congreso desde 1856. Durante este tiempo los partidos han terminado tan comprometidos por el dinero y los centros de poder económico que nunca nominarán a nadie lo suficientemente honesto y capaz para hacer los cambios necesarios. Estos partidos son el enlace entre los políticos y las enormes cantidades de dinero necesarias para ejecutar una campaña nacional. La elección del 2016 costó $ 2.400’000.000. Los anuncios de televisión cuestan $342.000 por 30 segundos y millones para la producción. Los políticos y los “intereses especiales” (Finanzas, Salud, Seguros, Petróleo, Tecnología, Defensa, etc.) comparten más que intereses económicos: asisten a los mismos eventos, vacacionan en los mismos resorts exclusivos y envían a sus hijos a las mismas universidades. Las empresas más grandes dan millones a ambos partidos para beneficiarse con menos regulaciones e impuestos, gane quien gane. Por otro lado, en Ecuador es más fácil crear un partido que obtener un reembolso de su banco por un seguro que nunca solicitó. Actualmente hay 17 binomios registrados, aunque algunos parecen bromas de mal gusto. Ninguno de ellos me llena de esperanza y optimismo. Una diferencia que me gusta del sistema de EE.UU. es la "opción a agregar". Si no le gusta ningún candidato, en la parte inferior de cada papeleta hay una línea en blanco donde puede escribir el nombre de la persona que desee. En algún lugar de Washington, donde guardan los resultados electorales completos, hay constancia de que mi esposa Norma Moreira Hidrovo recibió tres votos para la presidencia de Estados Unidos.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Más opiniones: