Actualizado hace: 22 minutos
Archívese por  improcedente
Archívese por improcedente
Por: Leonardo Moreira Delgado
[email protected]

Jueves 24 Septiembre 2020 | 04:00

La mayoría de ciudadanos que ha colmado justicia y que no eran considerados, partidista e ideológicamente, parte o afín a los dos últimos gobiernos en la República banana, la frase “archívese por improcedente” le resulta desagradable, traumatizante e indignante, muy cercana a su incertidumbre familiar y social.

¿Qué significaba esta coyuntura de prepotencia y violación al estado de Derecho? Que al parecer su mal precedente sigue vigente, como una “vendetta” o un efecto dominó, en ocasiones en contra de los propios autores y ejecutores de esta aberrante e impura justificación, humanamente injustificable.
El adjetivo “improcedente” es un concepto que suele emplearse en el terreno del derecho para aludir “a lo que no se ajusta a lo establecido por la ley o a lo estipulado en los procedimientos judiciales”, en el ámbito administrativo y jurídico.
El tema es que la mayoría de casos si se ajustaban a la Ley, como al cabo del tiempo lo han revelado con irrefutables evidencias, a través de los medios de comunicación (lo que muchos ya sabían porque lo vivieron en carne propia), los mismos autores, cómplices y encubridores que tuvieron dentro de ese régimen, que hoy se han desvinculado en franca oposición, creyendo que con eso van a excomulgarse de sus pecados históricos.
Un ejemplo de ello fue lo que paso con la toma y designación a “dedo” de autoridades de algunas universidades, incumpliendo requisitos de ley; allanamientos a sedes de gremios y a medios de comunicación, imposición de autoridades que sumisamente dirijan las otras funciones del Estado, inclusive impidiendo la participación democrática en elecciones del sector educación, que al parecer hoy causa “efecto boomerang”.
A lo mejor esto sirva de lección y entendimiento social, para respetar la inteligencia humana del otro. Contar con oposición y disentir siempre será saludable para la democracia, la convivencia y razón humana, sin llegar a esos extremos. Dice un viejo adagio “no hagas lo que no te gustaría que te hagan a ti”. 
Salirse por la tangente, con que se “archiva por improcedente”, solo para mantener espacios de poder, solo para contentar al amo de turno, les generó una crónica miopía jurídica, impidiéndoles darse cuenta que al final del camino. El mal se lo hicieron ellos mismos y de refilón a la sociedad, a la cual ultrajaron en su integridad sin misericordia.
 
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti:

Más opiniones: