Actualizado hace: 1 hora 33 minutos
El Municipio de Guayaquil
El Municipio de Guayaquil
Por: Walter Andrade
[email protected]

Lunes 31 Agosto 2020 | 07:00

Las crisis, sin importar su origen, al final del día terminan siendo un problema de liquidez... Y entre más rápido se comprenda el problema más rápido se reconstruye todo lo destruido.

En esta pandemia se han destruido los ingresos de la gente y obviamente ha causado dolor y muerte a miles, por lo que toca buscar modos y maneras de inyectar liquidez a la eco­nomía para tratar de recuperar los empleos perdidos.

Quizás comprendiendo esta realidad, de que hay que recomponer la economía para los que quedan, el Municipio de Guayaquil la semana anterior tomó cuatro resoluciones: “exoneración por dos años del cobro de la tasa de habilitación para todo nego­cio en la jurisdicción y dentro de estos están considerados tiendas, gimnasios, consultorios y hoteles”.

Así mismo y por dos años se elimina “la tasa de turismo y de pernoctación” y además, “toda nueva industria que se asiente en Guaya­quil o alguna existente que desee sumar infraestructura se beneficiará del 50% de descuento en los impuestos prediales, patentes, 1.5 x 1000 y demás tasas municipales”. La nota de prensa dice que las medidas tomadas representarán para el municipio un sacrificio de ingresos de once millones de dólares. 

¿Qué se puede decir? De cualquier lado que se miren las medidas, solo cabe concluir que van en la dirección correc­ta, que es encomiable que sea el primer municipio del país que se pone a lado de la gente, cerca de quienes han perdido mucho y que necesitan un estímulo para levantarse después del “huracán” de la pandemia, que ha dejado mucho dolor a su paso. Además, las medidas tomadas responden a aquella solución clásica que tantas veces se ha probado en la historia con mucho éxito. 
La gran depresión de 1930 fue solucionada con inyección de liquidez en varios programas. Europa fue reconstruida después de la Segunda Guerra Mundial con un ““Plan Mars­hall” orientado a levantar economías devastadas. Así se hizo hace poco, en el 2008: cuando el mundo fue sacudido por la crisis hipotecaria y bancaria que tuvo su origen en EE. UU.
En ese año se crearon líneas de crédito especiales para salvar empresas y estimular a otras. 
El objetivo era rescatar y recuperar empleos y permitir que la economía se ponga de pie otra vez. Y se logró. 
Por estas razones, lo que ha hecho el Municipio de Guayaquil debería copiarse en todo el país. Al fin y al cabo en TODAS PARTES se han perdido empleos. 
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: