Actualizado hace: 9 horas 14 minutos
Luis Verdesoto, consejero del CNE dice que “el reglamento quita importancia a las mujeres”

La aprobación de nuevos reglamentos electorales no ha sido del agrado de todos, unos piensan que afecta directamente a las mujeres.

Sábado 01 Agosto 2020 | 17:49

 Luis Verdesoto, consejero del Consejo Nacional Electoral (CNE), es uno de los que indica que la aprobación de los Reglamentos de Auditoría; Alianzas y Democracia Interna, realizada el pasado 6 de julio, es un descalabro al sistema político del país.

¿Por qué sostiene eso?
 Existen errores en la formulación de los reglamentos que pueden inducir al deterioro al sistema político. Por ejemplo, grandes logros se han dado hacia el avance de las mujeres en temas de su participación electoral. Pero con los reglamentos nuevos pueden quedar destruidos si se insiste en determinadas consultas parlamentarias. 
 
¿Qué es lo más fuerte en el Reglamento de Auditoría?
Hace algunos años se trató de crear una especie de auditoría contratada por el CNE, en la década perdida, en la que se podía crear auditorías ficticias. Ahora se ha reproducido en el reglamento que se aprueba. Por principio político y ético, los auditados, en este caso del CNE, no deben establecer la materia sobre lo cual son auditados. He sostenido una auditoría abierta donde los auditados ni puedan determinar la forma ni la materia en que son auditados. 
¿Qué consecuencias tiene?
Que finalmente las auditorías se conviertan en ficticias. Cada partido puede hacerla en los temas y forma que considere. Pasaría a creerse que existe una reducción de cuentas cuando en realidad es un mero juego teatral.
 
¿Quizás esto puede desencadenar algún hecho de corrupción?
 No sé qué puedan determinar las auditorías, pero lo que sí puedo decir es que tratar de generar determinadas barreras o procesos de auditoría puede atentar contra la transparencia al proceso electoral. 
 
¿Y qué le preocupa en el reglamento de Alianzas con respecto a la repartición de votos?
 Antes estaba autorizado que se repartan de modo acordado por los candidatos, es decir, salían tres partidos y deciden que uno se llevará el 50%, el resto el 25% y el 25%. Así, una alianza saca el 30% de votos, bajo el criterio anterior, se llevaría 15% el partido uno y el resto 7,5% y 7,5%. En la nueva legislación se llevarán porcentajes en partes iguales. Si hay tres, se lleva 10% cada uno, si sacó el 30% del voto. Lo grave es la interpretación. El reglamento dice que se repartirán en partes iguales. Alegremente el reglamento puede entenderse que se puede llevar 30% el aliado uno, 30% el aliado dos y 30% el aliado tres. Eso causa la permanencia de partidos que no han aportado electoralmente.  
 
Usted señala que crecerá el clientelismo, ¿por qué?
 Porque puede existir un intercambio de favores. En este caso, el clientelismo, un partido pequeño puede pagar a otro por la alianza a cambio que este le devuelva el porcentaje de votos a cambio de un favor económico. El partido grande dice “si tú haces la campaña por esta parte y me das una parte de recursos, yo accedo a ser aliado tuyo porque puedo entregarte el caudal de votos que tengo”, ya que el porcentaje es igual para ambos. 
 
Usted señala que el actual CNE está “estafando” a las mujeres, ¿por qué?
 Se llenan la boca diciendo yo propongo a que las mujeres tengan tratamiento igual, pero en el reglamento votan lo contrario. Ahora con el reglamento se da paso a que, si tengo que cumplir listas encabezadas de mujeres, tres de ellas las pongo en tres provincias de poca importancia electoral. Se quería evitar esto haciendo que en el pronunciamiento de democracia interna, allí se determinara en qué provincia deberían encabezar mujeres, así dejaba claro el colectivo el sitio donde querían que esté la mujer y no lo que ciertas direcciones elijan. Pero fue negado. 
 
Usted también dice que la mayoría aprobó que la cuota de mujeres deba contarse como un solo conjunto de candidaturas sin importar el nivel de gobierno, ¿qué significa eso?
 Una cosa es que se contabilice 15%, 50% de todas las candidaturas, pero otra cosa es que se contabilice en cada nivel de gobierno, como el 15% de solo candidaturas cantonales, 15% de candidaturas provinciales, así se evita que se metan todas las peras con duraznos. Van a poner mujeres a encabezar solo juntas parroquiales, sin que encabecen otras jurisdicciones como cantones y provincias. Pero votaron que debería ser contabilizado de este modo. El 15% de mujeres en las candidaturas es un valor menor al que actualmente se tiene en el país, en las elecciones pasadas tuvieron un 18%. En lugar de subir este porcentaje, bajó. Sacaron una norma con un techo tan bajo. Debió el 15% de cada grupo de gobierno, el 15% de mujeres en juntas parroquiales, 15% en cantonales, y así.
 
¿Qué se persigue y quiénes empujan estas decisiones?
 Hay intereses de los partidos, como los intereses de género. Hay quienes procuran agradar a partidos, no obstante el reglamento agrede a las mujeres, les quita importancia. 
 
Tras la pandemia, lo digital ha aumentado drásticamente. ¿Hay algún plan relacionado a ello para las elecciones?
 Hay un reglamento de campaña política electoral digital. Tendremos debates la siguiente semana. Debe ser antes que arranque la campaña. Tiene que ser técnicamente elaborado, pensado y debatido. 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala