Actualizado hace: 9 horas 12 minutos
Andrea Limongi Santos
Viviendo con discapacidad

Una discapacidad tiene su origen en una enfermedad o accidente, o es congénita. Es como una sombra en la vida de las personas, pero no es un enemigo. En ocasiones esa sombra que te sigue se materializa.

Domingo 31 Mayo 2020 | 04:00

Muchos lo asumen como una tragedia, otros como una prueba de la vida, y hay quienes lo vemos como una oportunidad, y gracias a Dios así pensamos muchísimas personas.
La realidad de quienes vivimos con discapacidad es similar en cada país. La diferencia se basa en las condiciones de vida, la legislación, la accesibilidad, la integración, y en muchos casos la auto aceptación. Lo más conflictivo es cuando una persona no se acepta o su familia no lo hace. Gracias a Dios se ha ido perdiendo la “costumbre de esconder” a personas con cierto tipo de discapacidad.
En Ecuador hay más de un millón quinientas mil personas con discapacidad, la mayoría de las cuales no tiene total acceso a salud y educación. En realidad, si lo vemos así el panorama es preocupante, sin embargo, siempre hay oportunidades de crecer y ser mejores.
Es el CONADIS el organismo que da seguimiento a las políticas públicas en el tema. Se cuenta además con la Ley Orgánica de Discapacidades, y existen múltiples asociaciones y organismos que día a día luchan para que se respeten nuestros derechos. 
¿Se cumple la ley? Se cumple, especialmente si la persona beneficiada conoce sus derechos, caso contrario, es difícil que alguien te diga “mira, aquí tienes este beneficio”. En mi caso, he realizado cada trámite para recibir lo establecido en servicios de  CNEL, CNT, con mi proveedor de internet, en el GAD Portoviejo y aún me falta hacerlo en mi proveedor de telefonía móvil. Tener discapacidad no te exime de tanta tramitología.
En Ecuador hemos avanzado en el tema con relación a otros países, aunque considero que -por ejemplo- en lo relacionado a la accesibilidad estamos en pañales.
Consulté en Twitter sobre qué haces si tienes un familiar con discapacidad y el 58 por ciento se pone en el lugar de esa persona; el 25 por ciento dice interesarse en el tema; un 8 por ciento no se interesa y otro 8 por ciento se pregunta y ¿si me pasa a mí?
Cuando te toca, te toca, y tú decides si quieres vivir una vida de limitaciones o te esfuerzas un poco más que los demás y cumples tus sueños.
Así tenemos a personajes que han dejado huellas de por vida como Ludwig van Beethoven (discapacidad auditiva), Stephen Hawking (ELA), Frida Kalho (física), Vincent Van Gogh (intelectual) y sin irnos muy lejos la artista plástica María Cecilia Santos, quien a pesar de su discapacidad visual plasma lo bello de la vida.
¿Y tú qué quieres hacer?
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Más opiniones: