Actualizado hace: 3 horas 36 minutos
Vicente Abril Mendoza
Política y politiquería

Sábado 16 Mayo 2020 | 04:00

Ante las bochornosos y detestables actos de corrupción denunciados  sobre los robos descarados a los dineros de la reconstrucción  y reactivación económica de Manabí y Esmeraldas y los del IESS o el MSP para citar esos como malos ejemplos,  por parte de quienes aprovechándose de los puestos que ocupan en las altas esferas gubernamentales y que han puesto  al descubierto la verdadera naturaleza humanoide de estos sátrapas.

No les ha importado ni les importa el dolor y sufrimientos que estamos pasando las familias ecuatorianas en especial los más pobres, se escuchan criterios de algunas personas, que por  desconocimiento o desesperación dicen que las instituciones no deben ser manejadas por políticos,  sino por técnicos,  como si los  técnicos no tengan afiliación partidista, posición ideológica o identidad de clase.
Considero necesario hacer una diferencia entre política  y politiquería y tomar algunos elementos planteados por el Dr. Bayardo Moreno, profesor de Derecho Político. 
Etimológicamente la política tiene su raíz  en la palabra griega Politike y polis ciudad,  vocablo del que se deriva el concepto de que la política es el arte de gobernar una nación,  por lo tanto hablar de política significa toda actividad que persigue la conquista y conservación del estado, para administrar y dirigir su gobierno a nivel nacional y seccional,  pero siempre en la búsqueda del bien común. El bien común dentro de la organización política, se entiende como todo recurso que necesita la persona para vivir con dignidad en forma individual y comunitaria.
El extremo es la politiquería que puede definirse como el caminó extraviado que desnaturaliza el alto y noble sentido de la política.  La política es un medio eficaz para lograr la auténtica democracia que no es más que el poder del pueblo. La politiquería y sus actores, los politicastros es el camino por donde transitan los perversos, egoístas e individualistas,  donde se fraguan perversas acciones de los ambiciosos y enemigos  encubiertos de los trabajadoras y los pueblos.
El político es la persona capaz, inteligente que no sólo se preocupa por los problemas sociales sino que, está dispuesto a resolverlos incluso enfrentándose a la muerte para defender la vida de la gente. El politicastro o politiquero es incapaz de aquello , es un ruin y vulgar ladrón. 
El verdadero político se prepara ética e intelectualmente. El politiquero  es un pobre, pero tan pobre hombre que solo dinero tiene. 
En conclusión: los que han gobernado nuestro país durante su vida republicana (excepción de Alfaro) y más aun los que nos han gobernado en estos últimos trece años no son políticos... son delincuentes.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Más opiniones: