Actualizado hace: 17 minutos
Ganarle a la crisis
Ganarle a la crisis
Por: Enrique Delgado Coppiano

Sábado 09 Mayo 2020 | 04:00

Sin duda alguna que los días que atraviesa el país son realmente duros y peligrosos.

Nuestros representantes en el Gobierno, así como quienes integran todas las representaciones que conforman los entes conductores del orden constitucional que nos rige, se enfrentan a un hecho inédito que encierra no solo el deber de mantener el juramento de vivir en democracia sirviendo al pueblo, sino que se presentó una enfermedad que se inició en un país de los hoy todopoderosos, que sueñan con ser los dueños y guías de todos los pueblos y naciones existentes, imponiendo sus métodos, por peligrosos que sean, y conseguir que la existencia de todo el orbe, siga los preceptos que ellos han concebido y para la cual utilizan una amenazante enfermedad que, se sospecha, fue creada como arma para una vez difundida, tengan todos los países del mundo que recurrir sus científicos  a la gran potencia que tiene en sus manos vivir o sobrevivir de la existencia humana. 

Todos los pueblos de América, Europa, África, Asia, aun alejadas naciones nórdicas, viven en ascuas  ante la presencia de un virus satánico que ha cobrado ya miles de vidas, paralizando el vivir de modernos Estados y sus pueblos, con cifras espeluznantes de miles de vidas, mientras científicos de la más selecta formación se esfuerzan por obtener prontamente una vacuna o medicamento que salve a toda la humanidad de los efectos de un coronavirus que, difundiéndose por todo el orbe, deja ya miles de víctimas, al tiempo que los verdaderos sabios civilizados anuncian que están por entregarnos la cura a este maléfica dominación perversa.
Ecuador no está al margen de esta desgracia que va cobrando víctimas por el mundo entero. Sus autoridades han ordenado medidas de confinamiento, restricción e higiene para disminuir la propagación del virus y, con ello, salvaguardar la salud y la vida de los ciudadanos. A pesar de todo esto, los casos van en aumento, lo cual siembra preocupación y temor en los ecuatorianos.
Los días que atraviesa actualmente el país son demasiado duros para todos, para el Gobierno, las instituciones y los habitantes. Las autoridades deben manejar la crisis con prudencia, con responsabilidad absoluta y con suma honradez, pensando en la Patria y en sus ciudadanos. Hay que afrontarla con seguridad, asumir sus consecuencias con entereza y buscar las salidas más idóneas para que, al final, todos salgamos ganando.
 
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti:

Más opiniones: