Actualizado hace: 11 horas 55 minutos
Menos política
Menos política
Por: Rosa Dalia Cevallos

Viernes 24 Abril 2020 | 04:00

Al convencimiento de que nada volverá a ser igual, para muchos surge la duda de que las lecciones recibidas en estos cuatro meses no serán aprendidas; entre ellas, enfrentar la necesidad de una vía de desarrollo sostenible, inspirada en valores como la solidaridad y la paz.

 Al convencimiento de que nada volverá a ser igual, para muchos surge la duda de que las lecciones recibidas en estos cuatro meses no serán aprendidas; entre ellas,  enfrentar la  necesidad de una  vía de desarrollo sostenible, inspirada en valores como la solidaridad y la paz.

Mascarillas destinadas a España fueron retenidas en Turquía, país no integrante de la Unión Europea, para entregarlas a los turcos. De pronto, elementales insumos médicos se tornaron en asunto  de vida o muerte. Y las discordias políticas han impedido que  China o Cuba cooperen con países como el nuestro. Recuérdese  que el presidente Moreno al inicio de su período  fustigó las obras chinas aseverando que las  hidroeléctricas eran  prácticamente inservibles; aunque al ver que los flujos de la banca occidental  no iban a remitirse tan rápido tuviera que acudir a la banca china.
La emergencia sanitaria se tornó política, no por el manejo forzoso de los gobiernos centrales y seccionales, sino por las acusaciones que vinieron tras ella. El mayor ejemplo lo da míster Trump, quien suspende la contribución a la OMS por no haber declarado a tiempo la pandemia o por no haber transparentado  la situación china.
La declaración de pandemia tuvo lugar cuando el COVID-19 atravesó la Mongolia  y llegó a Europa. No es el número de víctimas el que lleva a esta declaración, de igual forma como  la ONU determina que la conflagración de cuatro países se convierte en una guerra mundial, no bastando la guerra de dos potencias para emitir tal declaración. Sin embargo, cada país es responsable de su propia protección. Desde diciembre se conocía que una nueva cepa del coronavirus, diferente al SARS y al MERS había aparecido en Wuhan, fácil de prevenir y de combatir, pero extremadamente contagioso. El Gobierno chino aisló a Wuhan. Si hubo 5.000 o 10.000 víctimas nada cambia la clara información sobre la letalidad de este virus. En Ecuador, el mismo día del primer caso conocido se agotaron mascarillas y geles, lo que avizoraba un severo autocontrol ciudadano.
Pero el cuidado tardío de ecuatorianos que habían estado en Europa lo diseminó en las capas altas de Guayaquil y la autorización de un partido de fútbol lo desparramó a toda una ciudad cuyas casas de salud  y servicios funerarios fueron insuficientes. Ese es el origen de lo que tristemente ha llevado al puerto a la crítica mundial.
 
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti:

Más opiniones: