Actualizado hace: 29 minutos
Cómo la Red se convirtió en ese buen amigo en el que podemos confiar, especialmente en tiempos como los que corren

Jueves 23 Abril 2020 | 15:39

Laurinda Pang, Presidente Internacional y de Gestión de Cuentas Globales de CenturyLink, asegura que el impacto de la pandemia mundial nos ha dejado a todos bien en claro cuán importante es la red en verdad. 

De hecho, la red había comenzado a recibir mucho reconocimiento afectuoso durante las semanas previas al comienzo de la pandemia de coronavirus. 
Durante un reciente foro de la industria patrocinado por CenturyLink, un analista me dijo categóricamente y sin vueltas, que la red estaba “caliente” nuevamente, usando adjetivos asociados normalmente a los “enamoramientos” de la escuela secundaria. 
Vivimos en una era de expectativas exacerbadas. Ya sea que compitamos en juegos online populares o trasmitamos el gran partido de fútbol por un teléfono celular, o nos preguntemos por qué demora tanto ver los resultados de una elección, la gratificación al instante es el nuevo concepto de lo normal. 
Los datos se han convertido en el combustible que impulsa la innovación, la eficiencia operativa y la satisfacción al cliente. Las empresas de todos los tamaños necesitan descubrir cómo administrar este torrente de información, extraer los detalles más relevantes y usar estos insights para satisfacer los deseos de sus clientes. 
Afortunadamente, las redes adaptativas como las de CenturyLink poseen todas las características que uno esperaría de un buen amigo en los momentos en que se lo necesita.
Lo conoce mejor que nadie:
Los líderes empresarios me comentan que sus compañías requieren de una base flexible, autodidacta, que les permita mover, agregar, cambiar y eliminar servicios de red bajo demanda. CenturyLink es el mayor Proveedor de Servicios de Internet (ISP) público desplegando más de 80.000 dispositivos controlados por software para ayudar a impulsar el tráfico sobre una de las redes más interconectadas de todo el mundo. 
Y recientemente se ha triplicado el alcance de la SD-WAN a 100 países. 
Al virtualizar las funciones de red clave, se ayuda a recibir insights sobre hacia dónde fluyen los datos para ayudar a tomar las decisiones apropiadas acerca de los servicios que usa para satisfacer sus propios requerimientos de negocio. 
Y toda esa inteligencia le ayuda a asegurarse que su tráfico localizado se traslada más rápido y evita las congestiones. 
Sabe escucharlo muy bien: 
La red adaptativa presta atención a cada palabra. Yo misma he presenciado cómo las empresas experimentan transiciones digitales diversas, de modo que se brinda las herramientas y habilidades que le permiten iniciar, desmantelar y optimizar servicios de acuerdo con la evolución de sus necesidades. 
En este sentido, CenturyLink brinda acceso a más de 2.200 data centers públicos y privados, posibilitándole la configuración de su conexión a la nube en minutos, o días o semanas. Y si necesita más capacidad, se puede triplicarla—casi instantáneamente. 
Asimismo, es importante contar con políticas de precios, de solicitud y de aprovisionamiento unificadas en una interfaz de software común. Los desafíos proporcionados por los clientes son fuente de inspiración.  
Es confiable:  
Backbone IP global de la compañía cuenta con una capacidad superior a los 120 Tbps. 
Igualmente asombrosas son las medidas extraordinarias que se toman para ayudar a asegurar de que todos los datos, incluidos los de ustedes, estén limpios y protegidos. 
Se han incorporado medidas de seguridad automatizadas directamente en la red para detectar, analizar y responder proactivamente a aproximadamente 1,2 millones de amenazas diariamente. 
El objetivo es detener el tráfico malicioso antes de que llegue a sus instalaciones e impacte en su negocio. 
Está ahí cuando la necesita: Independientemente de cómo consuma datos o de dónde los obtenga, la red de entrega de contenido le brinda escalabilidad global, desempeño mejorado y amplia conectividad. 
Con CDN Edge Compute, usamos más de 100 dispositivos de Borde en todo el mundo para comprimir la distancia entre las personas y las cosas, esperando que el 98% de los clientes experimenten tasas de latencia mínima tan bajas como 5 milisegundos. 
La fortaleza de cualquier red radica en las personas detrás de esta. 
En estos tiempos difíciles, hemos movilizado un pequeño ejército de recursos en todo el mundo para ayudar a garantizar una experiencia del cliente consistente—desde las soluciones que ofrecemos hasta los equipos de operaciones y de servicios gerenciados dedicados a entregar lo que prometemos. 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala