Actualizado hace: 8 horas 53 minutos
Nada será igual
Nada será igual
Por: Universi Zambrano Romero

Domingo 19 Abril 2020 | 04:00

Muchas personas con visión de largo alcance están prediciendo que después del coronavirus nada será igual, porque la humanidad ha recibido un sacudón a la conciencia del mundo entero.

Frente a la pandemia hemos tenido que admitir nuestra pequeñez, nuestra fragilidad y nuestra impotencia ante un fenómeno desconocido, inesperado, hasta ahora indestructible; que ha echado por el suelo la prepotencia, la vanidad, el individualismo, el consumismo desorbitado, el hedonismo y la soberbia de quienes creen tenerlo todo y miran con desprecio o indiferencia tras de los cristales la indigencia, la desigualdad y la miseria humana.
Después de esta amarga experiencia seremos más comunicativos, más solidarios, más permeables al dolor y la tragedia humana. Esta es la lección que nos deja la pandemia a los que quizás podamos sobrevivir a esta hecatombe;  que los líderes de las grandes potencias decidan fomentar la unidad mundial, que es el preámbulo de la paz, que dejen de competir en busca del predominio de uno sobre otros, que se acabe el etnocentrismo, la xenofobia, y se establezca el multilateralismo, cumpliendo lo que prescribe la Carta de San Francisco y la Declaración de los Derechos Humanos: “Nosotros los pueblos de las Naciones Unidas resueltos a preservar a las generaciones venideras del flagelo de la guerra que dos veces durante nuestras vidas han infringido a la humanidad sufrimientos indecibles. A practicar la tolerancia y a convivir en paz como buenos vecinos”.
Nos damos cuenta de que la humanidad en su conjunto recién está superando las etapas de infancia y adolescencia; etapas en las que somos incapaces de solucionar nuestras diferencias a través del diálogo para la solución pacífica de las controversias, y que se destierre para siempre el intervencionismo y la amenaza. La historia ha dividido el tiempo en eras. Cada vez que se aproxima un cambio de era, el hombre ha tenido que afrontar grandes catástrofes, epidemias, guerras, etc. Estos hechos estremecedores, no me cansaré de repetir, equivalen a los fuertes dolores de parto del nacimiento de la nueva era, que será el imperio de la unidad, la concordia y la cooperación entre las naciones; el establecimiento de un gobierno mundial, un solo parlamento y un tribunal Internacional de Justicia, porque somos naciones interdependientes; solo existirá una policía internacional encargada de mantener el orden y el respeto del derecho ajeno.
Así debe entenderse la  globalización.
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti:

Más opiniones: