Actualizado hace: 4 minutos
Consciencia ante la adversidad
Consciencia ante la adversidad
Por: Childerico Cevallos
[email protected]

Domingo 19 Abril 2020 | 04:00

El rumbo que está siguiendo la pandemia en nuestro país demanda una real convergencia nacional, para evitar que la virulencia del COVID-19 continúe su marcha letal en Ecuador. La agresividad, injurias contra las medidas que el Gobierno está tomando para tratar de encontrar solución a las adversidades, pudieran ser consideradas, unas, como la desesperación comprensible y normal de quienes sienten amenazadas sus vidas; y otras, como reacciones procaces basadas en el odio político, desestabilizador y en apetencias económicas.

Los más de 6.700 muertos contabilizados en la primera quincena de abril en Guayaquil, relacionados de alguna manera con el virus, deben hacernos entender que la situación está más para colaborar que para obstruir, puesto que, segundos que se pierden en trizar los esfuerzos diarios en la lucha contra la enfermedad, es tiempo que esta la aprovecha para avanzar con su horror.
El dolor de saber que la siempre orgullosa y pundonorosa “Perla del Pacífico” encabeza la lista de ciudades con mayor mortalidad en América Latina, con números escalofriantes que superan, incluso, los decesos en varios países, tiene que empujarnos al encuentro con la consciencia para defendernos en conjunto.
Porque es equivocado pensar que la obligación de encontrar la solución está únicamente del lado del Gobierno, sobre todo si los agentes transmisores del enemigo invisible somos nosotros mismos. La situación de Guayaquil no solo que nos aterra sino que nos avergüenza internacionalmente, al comprobarse la lenidad e irresponsabilidad conque los gobiernos han minimizado, subestimado y quebrado el sistema de salud ecuatoriano, debilitándolo con políticas fiscales bastardas en las que no ha estado ausente la corrupción. Pero, como hemos dicho anteriormente, ya habrá tiempo para los juzgamientos. Prioricemos nuestros esfuerzos en hacer frente a la cepa asesina, poniendo énfasis en Manabí y en Portoviejo, como tercera provincia y primer cantón dentro de esta, con casos de contagiados.
Debemos ser lo más duro posible en el cumplimiento de las obligaciones frente a la amenaza del caos y la indisciplina para lograr un horizonte esperanzador. Y lo vamos a lograr, porque tenemos la suprema obligación de hacerlo en razón a que de esta contienda depende nuestra continuidad generacional, nuestros sueños, nuestro futuro. Si amamos la vida, adoramos a nuestros familiares, queremos a nuestros amigos, no salgamos de casa sin motivo, rompamos la cadena del contagio.  
Seamos nuestro salvador, no nuestro victimario.
 
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti:

Más opiniones: