Actualizado hace: 17 minutos
Andrea Limongi Santos
Teletrabajo, un respiro en la crisis

Una de las palabras que suena “nueva” en esta crisis es el teletrabajo. Una actividad que realizan millones de personas desde hace años en todo el mundo, aunque para los ecuatorianos en general resulta novedosa.

Domingo 05 Abril 2020 | 04:00

Es verdad que hay actividades que difícilmente se hacen en línea; otras tantas son factibles y están permitiendo que el país no se paralice durante esta emergencia sanitaria que vivimos.
En mi caso estoy desarrollando mi labor en línea, y me ayuda muchísimo. Ya parte de mis trámites bancarios los venía realizando desde mi teléfono o computadora para evitar las tediosas filas. Los servicios básicos también se pueden pagar en línea, o hacer reclamos. En mi experiencia debo decir que he sido escuchada y atendida muchas veces.
Tengo familiares y amigos que estudian en línea y no han frenado esta actividad, pese a la crisis. Hay grupos que se reúnen a través de las aplicaciones que encuentras en línea como Zoom, RingCentral Meetings, FaceTime, WhatsApp, BlueJeans, etc. y los jóvenes usan una que otra app para sus momentos de ocio.
Los expertos en teletrabajo recomiendan principalmente tener una rutina parecida a la que realizas en tu oficina, destina un espacio específico, hay que contar con equipo básico y hacer las tareas llevando un cronograma. 
Además, recomiendan estar en contacto con el grupo de compañeros para definir labores. Es importante evitar distracciones como ver televisión o usar el teléfono, más aún cuando todos los nombrados se prenden a la red de wifi y esto puede saturar el sistema. No está de más tomar una pausa activa para ejercitarse y estirar las piernas y brazos.
Las personas que quieran más información sobre esta actividad, pueden recurrir a la web del Ministerio de Trabajo, donde se detalla sobre las formas de ejecución y beneficios en el sector privado y el público. En marzo pasado y tomando en cuenta la emergencia del COVID-19, fue emitido un nuevo acuerdo ministerial sobre el tema, el que también está publicado en línea.
Otras áreas de trabajo son la venta de comida, ropa, accesorios, productos naturales. Hay formas de teletrabajar llenando encuestas, haciendo traducciones, desarrollando software, editando textos, imágenes y víeos, asesoramientos, etc.
Adaptarse a los cambios es molestoso, pero en este caso nos hace sentir más seguros, se ahorra dinero en comida y movilización, podemos estar pendientes de lo que pasa en nuestro hogar e indudablemente seguimos siendo rigurosos y responsables en nuestro trabajo.
 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Más opiniones: