Actualizado hace: 30 minutos
José X. Orellana Giler
En tiempos del COVID-19

“Et in Arcadia ego” es una frase en latín que se podría interpretar como “yo, la muerte, reino incluso en la Arcadia (versión del Paraíso terrenal griego)”. Y aquí ahora en nuestro querido Manabí y Ecuador nos ha llegado la primera pandemia del siglo XXI, el COVID-19 (coronavirus 2019).

Miércoles 01 Abril 2020 | 04:00

Primer tema, nuestro Señor nos ayudará a pasar esta dura prueba, pero igual cuidémonos y a nuestros semejantes permaneciendo en nuestros hogares el mayor tiempo posible.  Lastimosamente, habrá fallecidos, es inevitable.
Segundo tema, agradezcamos y colaboremos con el personal médico, limpieza, policías, militares, guardias de seguridad, camioneros, vaqueros, campesinos, comerciantes, etc. y reconozcamos que ellos son los héroes invisibles en esta guerra contra el COVID-19. ¡Nuestro aplauso a ustedes!
Tercer tema, me han preguntado desde lo mundial hasta lo personal.  En lo global, el virus empezó en China y Asia que ya están saliendo de la crisis sanitaria; sin embargo, el embate económico fue gigantesco.  Este segundo trimestre afectará a EE.UU., Europa y Latinoamérica con consecuencias económicas similares. 
Las grandes potencias económicas reconocen el enorme costo de paralizar al planeta, pero ese es el precio de esta lucha sin cuartel para evitar el peor escenario que sería el colapso del sistema de salud por exceso de demanda de respiradores y de camas en las unidades de cuidado intensivo (UCI) o lo que sucede en España o en Italia.  Ya el mundo está implementando programas de millones de millones de dólares para rescatar la economía planetaria. 
Eso también nos ayudará, como se ve con los programas del Fondo Monetario Internacional (FMI), Banco Mundial (BM), Corporación Andina de Fomento (CAF), China, etc. direccionados a luchar contra el COVID-19 y reducir el impacto económico en los países afectados.
Es obligación de nuestro Gobierno procurar parte de estos recursos para ayudar a rescatar la ya maltrecha economía ecuatoriana porque se avecinan pagos de nómina, impuesto a la renta, retención del IVA, etc., que afectan a la liquidez de las PYMES y empresas grandes cuyas ventas serán bajas en marzo y abril dada la crisis sanitaria.  El plan debe incluir facilidades de crédito, de recuperación de horas no trabajadas, etc. 
Al mismo tiempo, se necesitan soluciones para los trabajadores informales que sufren más ante la necesaria paralización del país. Trabajadores y empleadores tienen que pensar en función del futuro de los trabajos y no permitir que las empresas quiebren.     
A nivel personal, primero mantengamos la calma y ayudémonos unos a los otros, colaboremos en nuestros hogares, las autoridades del orden, y ahorremos para solventar esta inesperada pandemia.
 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Más opiniones: