Actualizado hace: 7 horas 13 minutos
Babahoyo
Baleados y abandonados

Los cuerpos de los babahoyenses Jhonny Vargas Torres, de 20 años, y Bryan Acurio, de 18, fueron encontrados en medio de un bosque en el sector de la Quinta Chica, en la ciudad de Cuenca, provincia del Azuay.

Martes 16 Abril 2019 | 12:00

Los cadáveres fueron hallados la tarde del domingo, en una quebrada que conduce al río Machángara, ambos presentaban orificios de bala en diferentes partes del cuerpo.

Las personas que descubrieron los cuerpos, alertaron de la novedad al ECU-911, entidad que envió a los paramédicos del Cuerpo de Bomberos y a la Policía Nacional, quienes revelaron que las víctimas estaban sin vida. Los comuneros dijeron desconocer las identidades de los fallecidos y que no eran del sector. También agregaron que la noche del sábado se escucharon varias detonaciones de armas de fuego.  
Los identifican. Agentes de la Dinased del Azuay, al realizar el levantamiento de los cadáver  encontraron documentos de identificación en la ropa de los fallecidos.
Jhonny Vargas y Bryan Acurio tenían puestos zapatos deportivos, jean azul y gorra. Uno cargaba buzo de color azul y el otro camiseta roja.
Después del levantamiento del cadáver, los cuerpos fueron llevados al centro forense de la ciudad de Cuenca, donde permanecieron hasta ayer al mediodía que llegaron sus parientes a retirarlos.
Amigos y familiares de los fallecidos esperaban hasta el cierre de esta edición la llegada de los cuerpos en Babahoyo.
Jhonny Vargas vivía en el sector La Ventura  y Bryan Acurio en la Muñoz Rubio. 
Misterio. El fiscal Roberto Espinoza, dio a conocer que para llegar al sitio donde se encontraron los cuerpos, se ingresa por un camino de piedra. Espinoza, agregó que se desconoce las causas de este doble asesinato y que todo es un misterio al momento.
El caso se encuentra en investigación y en esa etapa se conocerá ¿qué hacían los fallecidos en la capital Azuaya?, “quizás estuvieron de turistas o estaban radicados en Cuenca”, comentó el fiscal.
Lo cierto es que hasta en la mañana ningún familiar se había acercado a la Fiscalía para proceder con la autopsia de ley, indicó la Policía.
Mala noticia. Un hermano de Bryan Acurio dijo que éste se desempeñaba como mecánico y era soltero. El fin de semana viajó a Cuenca por cuestiones laborales y lo hizo en compañía de otro amigo. Contrariado por lo sucedido, reveló que la mañana de ayer lunes se enteró de la tragedia a través de una llamada telefónica.   Inmediatamente se acercó a una funeraria de la localidad y viajó a la ciudad de Cuenca a retirar el féretro de su pariente, en compañía de otro familiar.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala