Actualizado hace: 13 horas 25 minutos
24 de mayo
Descarga eléctrica le cambió la vida

José Véliz nunca se imaginó que por ayudar a su primo con una instalación eléctrica, dejaría de caminar como lo hacía normalmente.

Martes 16 Abril 2019 | 11:00

 Dos muletas acompañan la desgracia de José y son sus “mejores aliadas”  desde hace catorce años.

Su esposa Maricela Rodríguez cuenta que todo sucedió el 11 de abril del 2005, cuando su amado acudió al llamado de un familiar, quien necesitaba ayuda con una instalación eléctrica.
José, conocido como una persona colaboradora, no se negó a extender su mano y ayudar al prójimo.
Maricela narra que José se subió a un poste de alumbrado público para conectar unos cables, sin embargo el destino se encargó de jugarle una mala pasada y recibió una descarga eléctrica, lo que hizo que cayera al piso, y quedara inconsciente.
La mujer dice que José cayó de una altura de cinco metros.
“El impacto le quebró la clavícula y se le originó un problema en la columna”, recuerda la mujer, agregando que 19 días después del accidente José recién pudo sentarse con dificultades.
“Eso sucedió porque lo llevamos donde un sobador en Charapotó, después acudió a las rehabilitaciones y actualmente trata de llevar una vida normal, pero con muletas”, añade Maricela.
La pareja vive en el recinto Los Limos del cantón 24 de Mayo y tras el accidente los vecinos de la localidad se unieron para trasladar a José hasta una casa de salud.
El viaje lo hicieron en una hamaca debido a la cantidad de lodo que se había formado en el camino.
Maricela indica que en aquel entonces el lodo les llegaba hasta las rodillas.
Desde el día en que ocurrió la tragedia, Maricela ha tenido que ingeniárselas para que nada falte en el hogar. Ella se ha convertido en padre y madre para sus cuatro hijos, pues José no puede trabajar.
Narra que los fines de semana trabaja en un comedor de Manta, además se dedica a la cría de cerdos y pollos para que a sus hijos no les falte nada. 
La mujer, de 32 años, menciona que los médicos le han dado una esperanza a José, pues existe la posibilidad de que se someta a una operación para que recupere la movilidad en las piernas, sin embargo la familia es de escasos recursos económicos.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala