Actualizado hace: 9 horas 6 minutos
Desempolvando los recuerdos

“¡Pégale, Varela, pégale!”, le gritaba Tulio Catagua (+) al uruguayo desde las gradas del Jocay en 1991.

Viernes 12 Abril 2019 | 11:00

El hincha de Delfín animaba al delantero Pedro Varela para que marque goles. “Cada que el jugador tomaba la pelota, le decía que remate desde afuera. Era tradición escuchar la frase cuando jugaba Delfín”, recuerda el locutor Héctor “Zozó” Moreira. 

En aquel año, el charrúa se convirtió en el goleador del equipo y del torneo nacional de la Serie A, con 24 goles. 
Otro extranjero que llegó a jugar a un club de Manta y que obtuvo el título de goleo del campeonato fue el argentino Maximiliano Barreiro, con 26 dianas. Lo hizo también con Delfín en el 2016. Ellos son los únicos foráneos que quedaron como máximos goleadores jugando para equipos de Manta. Pero, si se le suma a los “criollos”, hay que referirse al esmeraldeño Jorge Valencia, jugador del América, quien hizo ocho anotaciones y quedó goleador de Ecuador en 1964. En aquel campeonato no participaron los clubes del Guayas y el campeón fue Deportivo Quito, indicó el periodista Timoshenko Chávez.
 
Seleccionados. Los paraguayos José Domingo Insfrán y Apolinar Paniagua fueron seleccionados de su país. Participaron en Copa América y Eliminatorias Sudamericanas. Eran figuras en su país. Eduardo “Tucho” Velásquez recuerda que llegaron juntos al desaparecido Manta Sport Club en 1979. Insfrán era defensa central. Se caracterizaba por ser temperamental y jugar con mucha fuerza. Con la garra guaraní se ganó al público mantense. En cambio, la posición en la cancha de Paniagua era la de delantero, y logró destacarse no solo en el país: en el Millonarios de Colombia también lo recuerdan porque tuvo un gran nivel. “Era un atacante muy rápido, muy hábil con la pelota”, dijo Velásquez. 
 
En el arco. El arquero argentino Miguel Ángel Onzari también se destacó. Es considerado uno de los mejores goleros que han llegado a un club de Manta. “Tenía muchas cosas importantes para el arco. Jugaba bien debajo de los tres palos y se lucía con las atajadas. También era eficaz tapando penales”, mencionó Velásquez. Onzari fue campeón con Colo Colo de Chile en 1972, pasó al Chacaritas Juniors de su país y llegó al Manta Sport Club en 1978. Después pasó al Emelec y logró el título en 1979. Otro portero destacado es el argentino Mario Rubén Quiroga. Fichó por el Manta Sport en 1979 y lo apodaron “Chapulín Colorado”.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala