Actualizado hace: 10 horas 25 minutos
En las redes había enemigos

El alcalde de Manta cree que su paso por la alcaldía ha sido positivo.

Jueves 11 Abril 2019 | 11:00

El alcalde Jorge Zambrano dice que en esta administración, que termina el 14 de mayo, ha tenido que batallar con las deudas que heredó y con los ataques en las redes sociales.

En los dos primeros años se dedicó a pagar las deudas que dejó la anterior administración. Todo lo que ingresaba era para saldar los cobros de contratistas y otros proveedores, señala.
Hay algo que nunca le ha dado tregua durante estos cinco años: las redes sociales, entre ellas la página Por Ti Manta, que lo “martillaba” a diario con  falsa información que confundía a  una parte de la comunidad, agrega. “Todo esto era financiado por mis enemigos políticos”, asegura. 
“Se me acusaba de corrupción por el hecho de haber subdividido contratos, lo que finalmente fue desvanecido por los organismos de control”, explica. 
 
> Es el alcalde que más tiempo ha estaba en el Municipio de Manta. Yo gané cinco elecciones y ejercí cuatro, porque la del 2009 me la arrebataron en complicidad con funcionarios del CNE. He tenido un período de gestión de 18 años al frente de la ciudad. Dos de estas administraciones fueron de un período de cinco años, respectivamente.
 
> ¿Cuál de estas administraciones ha sido más compleja? Todas tienen su complejidad. La primera y la actual administración han sido más difíciles. Al principio me tocó levantar al municipio del hoyo profundo al que había caído por los problemas financieros, morales y legales que heredé. Al final logré el cambio de imagen y de la percepción negativa que tenía la ciudadanía del municipio. Sobre todo, terminé con la frase de “pipón”, como se identificaba a los municipales.
En esta última administración, de manera muy particular, las redes sociales no descansaron contra mi gestión. Se dedicaron a envenenar con falsa información a una gran parte de la sociedad de Manta. En el 2009 eran mínimos los efectos de estas redes, porque no todos tenían esta herramienta. 
También las deudas pendientes que heredé me limitaron a desarrollar los planes de obras.
Y finalmente el terremoto del 2016, que con la reconstrucción en Tarqui, Los Esteros y el Jocay con dineros del Comité de Reconstrucción, y el nuevo alcantarillado y redes de agua potable en la parroquia Manta, con financiamiento del Banco Mundial, generaron molestias  por el cierre de calles y perjuicio económico a los negocios. Todo esto nos hizo ver como los malos de la película. 
 
> ¿Qué deja pendiente su administración? En campaña ofrecimos un plan de obras, pero cuando se presentan desastres tan grandes, como el terremoto y los que generan los inviernos, cambian las prioridades. Siempre habrá algo pendiente, sobre todo en los barrios. No porque no quise hacerlo, sino por otras necesidades mayores que obligaron a desviar los dineros en obras de emergencias. 
 
> ¿Qué deudas por cobrar tiene el municipio? Tenemos 26 millones de dólares por diferentes conceptos, como predios urbanos y otros que adeuda la comunidad. También cuatro millones  de la retención del Impuesto del Valor Agregado (IVA), los que desde hace dos años venimos reclamando al Ministerio de Finanzas. 
Además cuatro millones que se ocuparon en obras de emergencias durante mi gestión, entre ellas también  prioridades tras el terremoto 2016. El Gobierno no ha devuelto ese dinero.
 
> ¿El nuevo alcalde recibirá un municipio endeudado? La ciudad queda con un margen de ingreso para pagar e invertir. A la nueva autoridad no le tocará pagar solo deudas, como me ocurrió en el 2014. 
Hay que optimizar los recursos y tener mucho cuidado a la hora de priorizar, porque la presión por obras es muy grande. Ahora que sufrimos una reducción de 500 mil dólares al mes de las asignaciones de ley del 15 %  que nos hace el Gobierno, solo recibimos un poco más de 1.7 millones de dólares al mes. 
 
> Su paso por el municipio se acompaña de tragedias. Yo no veo como una gestión de mala suerte tener que afrontar la caída del avión en  La Dolorosa, el fenómeno El Niño en 1997 y el terremoto del 2016. Simplemente me tocó enfrentarlas como a cualquier otra autoridad.
Eso sí, el tema del avión, a pesar de los cuestionamientos por supuestos hechos de corrupción en el manejo de la indemnización a la ciudad por este accidente, lo afronté a pesar de tener dos meses y día como alcalde. El barrio donde ocurrió la desgracia se transformó, como también se ejecutaron obras para la ciudad.
Igualmente ocurrió con los damnificados del fenómeno El Niño, donde más de mil familias fueron reubicadas en Urbirríos y en otros sitios. Y por último, nuestro aporte para dar un terreno y una vivienda en Ceibo Renacer a los damnificados del terremoto que no tenían un título de propiedad. También apoyamos al Gobierno en la construcción de nuevas casas para 51 familias en el llamado callejón María Auxiliadora en Tarqui, cuyas familias ahora viven mejor que antes del terremoto.   
 
> La solución a la contaminación sigue pendiente. Esta ha disminuido, pero hasta que no se termine con lo programado no se resolverá. Falta la nueva tubería desde la estación de Los Esteros hasta la estación Miraflores, para evitar los reboses en Tarqui y sus playas. También el emisario submarino que traslade las aguas residuales tratadas al fondo del mar. En las lagunas de oxidación hay pocos trabajos pendientes. Allí funciona un sistema de captación de gases contra los malos olores en el ambiente, también filtros y otros sistemas que ayudan al tratamiento natural de las descargas. 
 
>  ¿Se dará otra oportunidad política? Creo que sí. Me atrae la posibilidad de llegar a la Asamblea para trabajar en propuestas que transformen el actual marco jurídico del país. Hoy el problema del país es administrativo, y por eso la ineficiencia de la burocracia. 
 
>  ¿Añora irse de la Alcaldía? Ahora no tengo ningún sentimiento de añoranza, alegría o tristeza, pero en el 2009 sí fue más traumática la salida, porque a 30 días del cambio de mando me enteré de que no era alcalde, a pesar de haber ganado las elecciones. Por ahora me dedicaré a mi actividad privada.
 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala