Actualizado hace: 31 minutos
Expectativas y perspectiva
Expectativas y perspectiva
Por: Mariasol Pons C.
ponsmariasol@gmail.com

Martes 09 Abril 2019 | 04:00

El nombramiento de la nueva fiscal Diana Salazar nos da alientos de que la justicia en el país no quede en un sitio lejano como Narnia, sino que sea el norte de la brújula que marque el rumbo en la gestión de dicha entidad. Quizá es demasiada expectativa, pues si algo es justo por completo o no puede ser, a veces, subjetivo. Sin embargo, el ejercicio de buscar esclarecerlo es lo que diferencia a un funcionario judicial competente del acomodaticio, que tan solo busca “ubicarla” según sus intereses.

Los destrozos del correísmo los vemos a diario en la educación, en obras fallidas, en un sistema putrefacto que concentró la gestión del Estado en quien se encuentre en una posición de poder; léase de poder administrar sanciones, de otorgar contratos, de contar votos, de maquillar cifras estatales. Estos ejemplos, solo por dar algunos porque tampoco vale la pena insistir en la llantina, son el resultado justamente de esa enfermedad que nos convierte un público apático y, en general, desinformado, que actúa por osmosis.
Como bien dicen analistas prestigiosos de la comunicación política, la percepción es realidad, no importa cuánto machaques los hechos, la percepción general es lo que trasciende como realidad y frente a eso no hay argumento que pueda convencer a nadie -aún si la realidad es diametralmente opuesta a la percepción-. La pregunta del millón es si esta diferencia produce una distorsión conceptual o si prevalece el imaginario colectivo y ahí nos damos con la pared de la racionalidad.
El gobierno actual sobrevive su coyuntura; flotará entre mayorías móviles, déficit fiscal, un estado obeso que no da pie con bola, el desencanto de las personas cesadas del aparato burocrático que pensaron que las falacias correístas daban para pagar el sueldo, declaraciones presidenciales impactantes -por el desacierto y por el contenido-, nuevos movimientos de poder, más denuncias de corrupción del correísmo, compras, sobreprecios ¿Y el dinero robado? Buena pregunta.
Toca tomar distancia, adquirir perspectiva porque se pueden venir malas palabras, como,  “aumento” del IVA, pero para eso se requiere votación en la Asamblea y los intereses de esa votación no pueden ser escondidos. Al final, el ritmo sigue siendo el de siempre: el alto precio de las malas decisiones las seguirá pagando el ciudadano X, que paradójicamente, reacciona con apatía alejándose del escenario político - y la información pertinente- para acercarse más a una realidad de desaciertos producto de la desinformación.
No hay opiniones definitivas ni realidades últimas en el escenario ecuatoriano, ni en ningún otro. Las seccionales nos dan un tablero fragmentado con un gobierno débil que demanda un análisis cuidadoso de los detalles del movimiento político en provincias. Hay mucho interés repartido y unas presidenciales a la vuelta de la esquina, solo tengamos en cuenta que la percepción no siempre tiene perspectiva.
 
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti:

Más opiniones: