Actualizado hace: 3 horas 12 minutos
Héctor Romero
Peleas por el candidato

Aunque pasaron las elecciones, aún hay algunas disputas que continúan, por lo que vale expresar que a menos que seas el padre, el hijo o la pareja del candidato, no se justifica ni tiene razón que pelees y te enemistes por un político. Y si ya lo hiciste durante la campaña, el tiempo te dirá que cometiste un error; además, si miras el pasado, verás que la experiencia ya te lo enseñó.

Domingo 31 Marzo 2019 | 04:00

La excepción a esta realidad pueden ser los 10 o 15 ciudadanos que van a trabajar o beneficiarse directamente de un cargo, contrato, un ingreso económico y por supuesto los financistas de las campañas, que tendrán retorno de una u otra forma.
El resto, lamento decirlo, con los días será marginado del emocionante triunfo y su convicción e ideología sólo servirá para llenar el ego de un caudillo.
Vanguardia expresó en un artículo que “a menos que hagamos parte del Congreso, donde se deben defender los argumentos y creencias que representamos, al discutir con la familia por lo que pensamos en materia de política y religión no estaremos haciendo absolutamente nada: solo fomentaremos un resentimiento”.
No hay que apasionarse y discutir sin sentido, porque como indica la psicóloga Valeria Sabater, es mejor evitar confrontaciones infructuosas: “cuando la ignorancia habla, la inteligencia calla, ríe y se aleja”, cita la experta.
Ningún amigo se debe perder por un político, no vale la pena, pero sí muchas decepciones.
 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Más opiniones: