Actualizado hace: 39 minutos
Portoviejo
Dos amigos mueren en un accidente

Cuatro amigos que regresaban en un automóvil de Manta a Portoviejo sufrieron un choque. Dos de ellos murieron.

Sábado 30 Marzo 2019 | 11:00

Los fallecidos son Jonathan Rengifo Moreira, conocido como “Capitucho”, e Ider Marcelo Mera Mantuano, popularmente llamado “Lupito”. Ambos eran oriundos de Portoviejo, pero habían llegado a Manta a disfrutar de los placeres de la vida, dijo uno de los familiares.
El jueves a las 23h00, las víctimas regresaban al sector 12 de Marzo de la parroquia Andrés de Vera de Portoviejo, pero pasando la “Y” del cantón Montecristi sufrieron el accidente. 
El carro en el que viajaban se estrelló contra un poste de alumbrado público cerca de Duragas, luego dio varias vueltas de campana y quedó en medio de unos matorrales, informó Marcelo Rosado, agente de la Comisión de Tránsito del Ecuador.
Rosado explicó que el accidente ocurrió posiblemente porque el chofer del automóvil, marca Chevrolet Sail, color vino, de placa MBA-5466, perdió pista en la vía.
Juan Carlos León, mayor del Cuerpo de Bomberos, manifestó que en un principio los cuatro ocupantes del carro estaban heridos. Tres fueron llevados al hospital Rafael Rodríguez Zambrano de Manta, mientras que el último fue trasladado al Verdi Cevallos Balda de Portoviejo.
Jonathan Rengifo llegó agonizando al hospital de Manta, y murió tras sufrir un paro cardíaco. Mientras que Ider Mera llegó muerto al hospital de Portoviejo. Los nombres de los heridos no fueron revelados. 
 
Llamada. Mariana Moreira se enteró de la muerte de su hijo Jonathan ayer en la madrugada, a través de una llamada. “Primero me dijeron que estaba herido, y al llegar al hospital me confirmaron que había muerto por una fractura que tenía en la cabeza”, expresó.
Ella contó que su hijo salió con sus amigos porque quería conocer un bar en Manta, y luego se fueron a un prostíbulo.
Jonathan Rengifo tenía 31 años de edad, era divorciado y padre de una menor de 10 años de edad. 
Trabajaba como albañil, pero también vendía agua en botellas en la terminal terrestre de Portoviejo. 
Rengifo vivía en el sector posterior de la iglesia Cristo del Consuelo, en Portoviejo.
Cuando el cadáver fue retirado de la morgue, su madre puso la mano sobre el ataúd y lloró desconsoladamente.  “¿Por qué te fuiste, hijo amado? ¿Por qué me abandonas?”, decía la señora. 
Jonathan era un buen amigo, mencionó Leonardo Triviño.
 
Otro muerto. Mientras que la otra víctima, Ider Mera, tenía 35 años, era padre de seis hijos y trabajaba como albañil. 
Johana Cedeño manifestó que la noche del jueves, aproximadamente a las 20h00, su esposo estaba merendando en su casa, ubicada en la calle Vicente Macías de la parroquia Andrés Vera de Portoviejo, cuando llegaron los amigos en un vehículo a buscarlo.
Ella le preguntó si iba a salir y él le respondió que no, pero luego escuchó cerrar la puerta e Ider se fue con sus amigos.
Señaló que aproximadamente a las 23h30 recibió una llamada en la que le indicaron que su esposo había resultado herido en un accidente de tránsito en la vía Portoviejo-Manta y que había sido trasladado al hospital Verdi Cevallos Balda de la capital manabita.
Indicó que cuando ella llegó le dieron la mala noticia que él ya había fallecido y estaba en la morgue de la casa de salud, donde los agentes estaban realizando el levantamiento del cadáver para llevarlo al centro forense de Manta.
Su cuerpo permanecerá en el Instituto Forense hasta hoy, cuando sea retirado por sus parientes, ya que su mamá y hermanos están viajando desde España hasta Ecuador para darle el último adiós.
 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala