Actualizado hace: 1 hora 10 minutos
Santo Domingo
El agua sabe a hierro

Un par de tachos y cuatro canecas son los recipientes que utiliza Clara Márquez para almacenar el agua que usa para el aseo personal y la preparación de alimentos.

Jueves 28 Marzo 2019 | 11:00

 Desde hace tres años, Márquez vive en el centro poblado del recinto Riobambeños de Chilimpe, de la parroquia San Jacinto del Búa, y asegura que sufre por la falta de agua. 

“Al principio pagaba las mensualidades, pero con el tiempo me dejé caer la deuda y ya no puedo cancelarla. Ahora recojo agua lluvia, a veces voy al río o le molesto a los vecinos. En verano es un verdadero problema porque no tengo el líquido”, afirma.
 
Mal sabor. En Riobambeños de Chilimpe funciona una Junta de Agua desde el 2009 y está conformada por 106 socios que deben pagar cinco dólares mensuales por 13 metros cúbicos (consumo básico). 
Claudio Agualsaca, presidente de la Junta, sostiene que el servicio lo ofrecen las 24 horas, “pero el problema es que el líquido sale con mucho hierro”.
“Este es el gran inconveniente que tenemos y es a nivel general. Hemos planteado para que el tanque se dote de las cascadas que hay en el sector”, agregó. 
Actualmente el agua la obtienen mediante un pozo profundo de 131 metros, y luego se bombea hasta un tanque elevado de 14 metros cúbicos. Se cree que el sabor del metal sale del menciondo pozo. 
El 18 de marzo se firmó un convenio de alianza público-comunitario, propuesto por la Epmapa y supervisado por la Secretaría Nacional del Agua, para las juntas administradoras de agua de la zona rural. El objetivo es que se definan los roles y responsabilidades de cada entidad “para garantizar la mejora del servicio”.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala