Actualizado hace: 1 hora 18 minutos
Rodolfo Emilio Muñoz Moran
Ojo con las mallas curriculares

Es necesario hacer un reenfoque a viejas estructuras culturales y, fundamentalmente, buscar las raíces que originan las bases para la formación de un machismo discriminatorio y agresivo, pero el Estado ecuatoriano tendrá que tener cuidado en aplicar en esta nueva malla curricular, de la influencia de grupos GLBTI en cuanto a la ideología de género.

Martes 26 Marzo 2019 | 04:00

Esta es una herramienta que usa este colectivo para destruir el concepto de varón y mujer, pues, según esta ideología de género, ser varón o una mujer no lo determina el sexo biológico sino la orientación sexual de un ser humano y que éstos sólo tienen existencia conceptual.
Pero la gran mayoría de ecuatorianos discrepamos con estos conceptos, pues creemos que tanto el varón como la mujer son determinados por su sexo biológico, que es el concepto que la mayoría de ecuatorianos tenemos y que eliminarlos no producirá la solución al problema de la violencia intrafamiliar.
La violencia intrafamiliar tiene raíces más allá de las que ciertas autoridades ven, pues la descomposición social que ha arrastrado a la familia a su disfunción son el altísimo uso de las drogas, que el propio estado legalizó su consumo dosificado, el alcoholismo, la pornografía que se vende a diestra y siniestra, la miseria aparejada a la promiscuidad, y el ejemplo de un sistema político corrupto que nuestros niños y jóvenes son los principales espectadores; y por supuesto, hay que sacar ciertos complejos de machismo inculcados desde la infancia a los niños.
La Constitución de la República en su artículo 29 literal segundo dice textualmente “las madres y padres o sus representantes tendrán la libertad de escoger para sus hijas e hijos una educación acorde con sus principios, creencias y opciones pedagógicas”.
Por lo tanto los padres, los abuelos la Iglesia y la sociedad estaremos vigilantes de que se tome en cuenta el criterio de los diferentes sectores sociales que conformamos esta sociedad y no sólo de grupos interesados por temas específicos. pues la constitución de la República y los tratados internacionales nos ampara perfectamente.
 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Más opiniones: