Actualizado hace: 1 hora 20 minutos
Familia
Corta la cadena

El aspecto físico, la forma de hablar, caminar, moverse o vestir son generalmente objeto de críticas o burlas en nuestro entorno.

Martes 26 Marzo 2019 | 11:00

Sin embargo, cada vez que criticamos a alguien por cómo se ve estamos causando un daño que puede traer graves consecuencias.

La psicóloga Andrea Tuárez manifiesta que juzgar a una persona antes de conocerla a profundidad es una práctica común entre los humanos. 
"Cuando vemos a una persona, aunque no sepamos ni su nombre, pretendemos saber cómo es con el simple hecho de mirar sus expresiones o la forma de sus rasgos faciales", comenta Tuárez.
La profesional señala que no hay mayor error que hacer eso, pues está más que comprobado que muchas veces al tratar con dicha persona nuestra percepción sobre ella cambia. 
"También tendemos a criticar el aspecto físico de los demás sin saber las batallas por las que está pasando. Si alguien tiene sobrepeso nos burlamos porque, según nosotros, se ve mal. Pero aunque parezca raro, también juzgamos a quienes están muy flacos. Vinculamos el aspecto de las personas con alguna enfermedad y en lugar de sentir cierta condolencia por aquello, empezamos a propagar rumores de algo que ni siquiera hemos comprobado", agrega la profesional.
Daño. Actuar de esta forma trae muchas consecuencias, pero la mayor parte de ellas son malas.
"Hay quienes tienen el carácter de asumir nuestras críticas como un impulso para superarse y 'castigar' nuestras malas intenciones, otras personas pueden resultar muy afectadas y tomar malas decisiones o caer en depresión y autorrechazo", comenta Tuárez.
Según indica la especialista, algunas personas que reciben rechazo social debido a la forma en la que se ven llegan en algunos casos a lastimarse físicamente o a enfermarse al tomar medidas drásticas para cambiar su aspecto.
"Nuestra mente es frágil y como somos seres que necesitan aceptación social podemos caer en graves errores. El acoso es una cadena que debemos cortar, pues hay que recordar que nuestro estado de ánimo también afecta nuestro entorno. Es decir que una persona que se considera débil debido a las críticas que recibe, suele buscar a alguien más débil para hacer lo mismo", concluye.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala