Actualizado hace: 3 minutos
Sucre
La palizada los perjudica

Redes perdidas y motores quemados algunos de los daños que producen palos, troncos y ramas dentro del mar.

Viernes 22 Marzo 2019 | 11:00

Y es que la palizada de la crecida de los ríos no solo afecta la zona rural de Manabí, todo lo que arrastra tiene como destino final el océano, afectando también a los pescadores.

La arena del mar ya no se ve adornada con conchas y caracoles, ahora son botellas plásticas, ramas y envases de insumos tóxicos, usados en la agricultura, los que se encuentran en las playas.
A Rafael Demera le ha tocado tratar de desenredar trasmallos que usa para pescar, en algunos casos volver a comprarlos nuevos a causa de los palos que quedan en el mar.  “Los motores también sufren, si agarran un palo se afecta la transmisión”, agrega Rafael quien lleva más de 45 años pescando en San Jacinto, de la parroquia Charapotó. Agrega que en los últimos años aumentó la presencia de palos tanto en el mar como a orillas de la playa.
 
Pedidos. Gustavo Mejía, quien también se dedica a la pesca, asegura que entre los pedidos que realizan a las autoridades está un espigón para poder zarpar.
Otro de los requerimientos es que limpien consecutivamente la palizada que queda a la orilla.
Los pescadores y servidores turísticos de la zona hacen montículos de palos cada vez que llegan turistas o salen a pescar, lo que ellos necesitan es que una volqueta municipal se lleve todos los desechos, caso contrario el mar vuelve a desperdigar todo a su alrededor.
Luis Chávez, pescador de San Clemente, manifiesta que cuando salen a pesar lo único que queda enredado son palos y “aguasmalas”.
Las limpiezas se deben de dar mucho antes de que el invierno empiece afectarlos, sostiene.
 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala