Actualizado hace: 13 horas 50 minutos
Argentina
Enfrentó a un barra brava

Una anécdota salió a la luz y refleja el coraje de los futbolistas, no solo en la cancha, sino también fuera de ella.

Martes 14 Agosto 2018 | 10:00

El exfutbolista Sebastián Domínguez contó una increíble historia cuando jugaba en Newell’s, entre 2003 y 2004. Él estuvo como invitado en “Podemos Hablar” de Telefe, programa que conduce Andy Kusnetzoff, y mencionó la historia que tuvo como protagonista a uno de los líderes de la barra brava del club rosarino, y al colombiano Jorge Bermúdez.

Al ser consultado sobre si había vivido una situación con un arma de fuego, Domínguez contó cuando uno de los integrantes de la barra fue al vestuario a reclamarles a los jugadores por el rendimiento del equipo.
>La historia. “Un barra nos fue a ver al vestuario. La conversación empezó a girar en torno a los resultados. Yo era el capitán hasta la temporada anterior. Pero el de ese momento era ‘el Patrón’ Bermúdez, colombiano y con unos huevos muy grandes”, comenzó Domínguez. 
Y siguió: “En un momento se pone a discutir cara a cara con este muchacho y el barra le dice: ‘Esperame acá, que voy al auto’. Cuando salió, venía con un machete. ‘El Patrón’ tenía de la mano al hijo, de once años, y el tipo venía caminando con un machete en la mano. Estábamos donde nos entrenábamos”, expresó. 
Domínguez contó que en ese momento Bermúdez, multicampeón con el Boca Juniors de Carlos Bianchi, le dijo al chico que se fuera al vestuario. 
>Lo encaró. “‘Llevátelo’, me dijo. Yo le pregunté: ‘¿Qué vas a hacer?’”. Y “el Patrón”, decidido, le respondió: “Lo voy a encarar”. 
“Se le puso de frente y le dice. ‘¿Sabés dónde nací? ¿Sabés de dónde vengo yo? Yo nací con esos machetes. ¿Qué vas a hacer?’”, relató Domínguez, y detalló: “‘El Patrón’ le decía dónde había nacido, pero poniéndole en contexto, diciéndole: ‘Andá a buscar una bazooka, porque con un machete no pasa nada’”.
Y cerró: “Fueron 30 segundos del barra que lo amenazaba con pegarle y ‘el Patrón’ inmutable. En ningún momento se movió. Parado, cara a cara, puteándose. Nunca dio el brazo a torcer. No lo tengo tatuado al ‘Patrón’ Bermúdez porque no me animé”, culminó. Hoy, el colombiano es uno de los panelistas principales de ESPN.

 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala