Actualizado hace: 21 minutos
Esmeraldas
Como los antepasados

El canturreo de cientos de aves que se posan sobre las ramas de los árboles de mangle se escucha en los manglares.

Sábado 11 Agosto 2018 | 05:00

 Bandadas de fragatas, garzas y pelícanos llegan al área de reserva estuario del río Esmeraldas, ubicada en la provincia del mismo nombre, para pasar la noche. Desde el agua se observa cómo las aves madres alimentan a sus retoños y el cortejo de los machos sobre la copa de los árboles, se publica en diario El Comercio.

Los habitantes que viven alrededor de la reserva consideran que este es uno de los más grandes sitios de anidamiento de aves. Allí permanecen todo el año y se convierte en un atractivo turístico.
De acuerdo con un informe del Ministerio del Ambiente de Esmeraldas, alrededor de la reserva habitan 253 familias, con las que, a través de charlas sobre conservación de las especies, se ha creado una mayor conciencia ecológica. Los accesos que existen al interior de la reserva permiten ver los sitios de anidamiento a pocos metros, a bordo de canoas a motor o remo, con la ayuda de habitantes que son guías
Los especialistas que trabajan en el cuidado de la zona explican que los nativos contribuyen a la conservación de las especies, cuidando que no sean agredidas por los propios habitantes o extraños. En ese sentido, se han montado talleres con los moradores de la isla Luis Vargas Torres, Pianguapí e isla Piedad, para el cuidado de las 34 especies de 18 familias de aves que se reproducen en esa área.
El avistamiento de aves es una de las ofertas que se incluyen en los paquetes turísticos dentro de la ruta ecológica que se hace por los manglares del estuario del río Esmeraldas, promovida por una operadora turística y la Cámara de Turismo de Esmeraldas. La operadora Marina Eco-vida impulsa ese tipo de actividad turística, en la que participan guías nativos de la zona que 
han crecido a la orilla del río.
Aves. El avistamiento es una actividad que empieza a manifestarse, pues han sido los pescadores artesanales los que más recorren las áreas. 
Ellos faenan en el interior del sitio y conviven con las aves. Pedro Camacho, un afroesmeraldeño guía del Ministerio del Ambiente en la reserva, orienta respecto del cuidado de las aves, que acompañan a los pescadores de la reserva mientras pescan al interior del manglar.
Esta reserva fue constituida hace 10 años, el 13 de junio del 2008, y desde entonces se realiza un proceso de concienciación con las personas de alrededor para que conserven las especies que viven ahí.
Por el río se observan otras especies de aves como el águila pescadora, gavilán variable, garceta blanca, garceta azul, pelícano pardo, cormorán neotropical, gaviota real, martín pescador, garrapatero de montaña, entre otros.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala