Actualizado hace: 15 minutos
Vida y bienestar
Entorno saludable y buen desarrollo

Diferentes psicopatologías de la mente infantil tienen su origen en la calidad de la percepción.

Domingo 12 Agosto 2018 | 04:00

 Este proceso se integra desde el primer año de vida, por lo que vivir en entornos poco saludables podría tener repercusiones en la vida adulta, aseguró el doctor José Ignacio Rendón Manjarrez.

 
TODO QUEDA EN SU MENTE. En un comunicado, el titular del Servicio de Paidopsiquiatría del Hospital de Pediatría del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en Jalisco (México), dijo que aunque un recién nacido esté en su primera infancia, todo lo que vive queda en su mente evocadora, o de recuerdo.
“Por lo que si crece en un ambiente de discusión constante, de soledad o de desapego de sus padres, esto repercutirá más adelante en su vida”, defendió.
Rendón Manjarrez agregó que durante el primer año de vida el niño desarrolla su sensopercepción a partir de los estímulos que recibe, creando una asociación con imágenes mentales que van cargadas de afecto o emotividad.
El especialista reiteró que si la calidad de la percepción del niño se ve afectada desde un principio, estará alterada para toda la vida.
Señaló que la percepción en la mente del niño comienza a formarse con base en la herencia y la cultura que rodea a cada individuo, de tal forma que desde el vientre materno se va forjando la salud mental. 
Agregó que los preceptos que rigen la conducta de un niño o un adulto son formulados a través de lo que percibe, por lo tanto, si la percepción es saludable, su comportamiento será sano.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala