Actualizado hace: 2 horas 33 minutos
Viviendo de la jubilación

Aunque la pensión jubilar promedio es 545 dólares, hay jubilados que reciben mucho menos que eso. Algunos reciben ayuda de sus hijos, y otros subsisten con pequeños negocios en sus casas.

Viernes 10 Agosto 2018 | 11:00

A José le faltan  fuerzas para caminar.  Tiene quistes en la columna y mucho dolor en los pies.

El médico que lo atiende le dice que debe operarse, pero es más grande su temor.
“Prefiero estos achaques y venir cada día a conversar con mis amigos que quedarme postrado en una cama esperando mi final”, dice José Vega Cantos, de 73 años. 
Atrás quedó el tiempo que se dedicó a trabajar en fábricas de pescado. José se jubiló en el 2016, y recibe una pensión de 219,50 dólares mensuales.
Hace poco se vio obligado a hacer un préstamo quirografario para saldar deudas pendientes, por eso desde ahora, y durante cinco años, solo podrá recibir 135 dólares mensuales.
José recuerda que trabajó en algunas fábricas de pescado. “Por fortuna tengo una casita propia, pero lo que recibo no alcanza para nada”, expresa.
José vive solo. Hace sus quehaceres para él mismo, incluso preparar sus alimentos, en los que prevalecen legumbres y mucho pescado.
 
Enfermedades. Julio Delgado, de 77 años, vive algo similar. Fue un estibador naval en el Puerto de Manta. “Me jubilé hace diez años y mi pensión actual es solo de 340 dólares mensuales, menos incluso que un salario básico”, dice.
Delgado cuenta que afortunadamente recibe la pensión de Montepío desde que falleció su esposa. Sin embargo, los dos valores juntos siguen siendo muy poco y no le alcanzan, señala. 
Esto, agrega, porque la atención en el IESS no es eficiente y muchas veces se ve obligado a buscar médicos particulares, especialmente porque es hipertenso, sufre del corazón y las medicinas para sus dolencias no siempre hay en el Seguro Social, por lo que debe comprarlas en otras farmacias.
 
Jubilados campesinos. El drama de los jubilados lo viven también quienes reciben la pensión del Seguro Campesino, como José Toala, de 84 años. 
Él llegó a Manta hace siete años proveniente de Jipijapa, y la razón es que él y su esposa estaban solos, y sus hijos radican en Manta.
“Acá ellos nos visitan con más frecuencia y están más pendientes de nosotros”, expresa.
A diferencia de otros jubilados, los del Seguro Campesino reciben aún menos dinero. Solo 65 dólares, pero el Gobierno prometió en mayo pasado subir a 100 dólares la pensión. 
Una ayuda extra que reciben es la de su esposa, quien cobra los 50 dólares del Bono de Desarrollo Humano. Esta pareja antes pagaba alquiler en Tarqui, pero la casa que habitaban se destruyó en el terremoto. Y desde hace ocho meses viven en una casa que les regaló la empresa privada a través del Municipio de Manta, en Urbirríos. 
En el pequeño portal de esta vivienda, una de sus hijas le improvisó un pequeño bazar en una vitrina, con el fin de que tenga un ingreso extra.
 
Las cifras. En Ecuador puede jubilarse sin límite de edad toda persona afiliada al Seguro Social con 40 años o más de aportaciones. Estas tienen derecho a recibir la pensión mensual de jubilación por vejez. 
Actualmente la pensión promedio en el Ecuador es de 545,63 dólares, una de las más altas de Sudamérica, según la página del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social. 
Además, desde el 2014 se aprobó la jubilación por discapacidad.
Entre ellas está Betty Cedeño, quien en el 2013 se acogió a la jubilación por discapacidad y recibe una pensión que bordea los 218 dólares mensuales, monto que no cubre los gastos que demanda su enfermedad, cuenta. En su caso, suele hacer bingos o rifas entre sus amigos y familiares para suplir en algo la falta de dinero, explica.
Hay otra realidad. Los ingresos que recibirá el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) este año por aporte de los afiliados no alcanzan para cubrir los gastos por atenciones médicas, mantenimiento de hospitales e inversiones, entre otros. Este año, el Seguro de Salud requiere de USD 3.475 millones para cubrir sus gastos. Pero los ingresos por contribuciones de los afiliados llegarán a USD 2.230 millones.
El presidente del Consejo Directivo de IESS, Manolo Rodas, dijo el mes anterior que el Estado le debe a esta cartera USD 2.527 millones por prestaciones de salud, y su volumen aumenta todos los días. Mientras el Gobierno busca una salida a aquello, los jubilados sobreviven con sus pensiones.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala