Actualizado hace: 18 minutos
Los apuntes de centeno
Los apuntes de centeno
Por: Walter Andrade
wandrade17@yahoo.com

Lunes 06 Agosto 2018 | 04:00

Si existiera una galería universal de famosos, allí estaría. Su lugar sería un sitio especial quizás un montículo donde se lo pudiera ver desde lejos, reservado quizás a los que realizan actos increíbles, únicos. Seguramente nada fue hecho con el propósito de llegar a ese lugar

Es que no pudo imaginar  jamás  la trascendencia de lo que hacía ni que su nombre hoy lo conozca todo  el mundo que sigue con asombro de lo que es capaz la gente  con poder.  Para estar allá,  no tuvo necesidad de realizar una proeza deportiva como aquellas que cautivan al mundo.  Tampoco tuvo que  profundizar en los estudios para lograr un gran descubrimiento que ayude a la humanidad a vivir mejor o demostrar ingenio para resolver un conflicto político de alcance mundial ni escribir con tanto talento esas obras que resisten el paso del tiempo.  

Pero ¿qué fue lo que hizo? Nada de lo que se hace  normalmente  para ser famoso.  Desde su humilde función de  chofer fue testigo ocular de la andanzas  de un viceministro de un ministro  poderoso en la era Kirchner en Argentina. A él le tocó conducir al alto funcionario de un sitio a otro  para visitar oficinas y residencias de empresarios beneficiarios de la obra pública y en cada visita observaba cómo su jefe  recogía bolsos llenos de dinero. Y esto anotaba en cuadernos. Tanto fue lo que tuvo que anotar que requirió de seis.  Escribió en detalle y a su manera. Anotó los lugares que le decía que fuera, las direcciones, el recorrido para llegar a cada lugar,  los nombres de las personas que habitaban esos lugares, las placas de los vehículos, los montos recaudados - se los decía el recaudador -  el lugar de entrega de esos bolsos que llegaban hasta la residencia presidencial! Todo estos viajes, su descripción y el contenido de sus anotaciones,  resultan sencillamente increíbles, inconcebibles, insólitos!  
Parecería un guion de una película de mafiosos con repetidas escenas de extorsión.   Por esto,  Oscar Centeno, el chofer, ya es un hombre célebre. Y su espacio en el olimpo de la fama está bien ganado porque si nos ponemos a pensar, ¿a qué chofer de cualquier funcionario del mundo se le va a ocurrir anotar con precisión lo que hace su jefe y guardar esas anotaciones?  ¿El resultado de conocer sus cuadernos?  Conmoción en  la Argentina y el  mundo por la  audacia y la desvergüenza de los poderosos. 
El mensaje  de fondo de los apuntes de Centeno además de que ha  provocado la caída de algunos de los mercaderes del poder, es que los que están en la cúpula a veces creen que su poder es eterno y pueden hacer lo que quieren sin pensar que algún día serán la vergüenza de la sociedad y el ejemplo del deshonor.
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti:

Más opiniones: