Actualizado hace: 23 minutos
Problemas mentales
Hay 2.661 personas con problemas mentales en Manabí

Camina sin rumbo. No conoce los kilómetros que recorre cada día, pues desde niño empezó a perder la memoria.

Domingo 05 Agosto 2018 | 11:00

 “José” sale casi todas las mañanas desde el reasentamiento El Guabito, de Portoviejo, donde vive. Lo hace en pantaloneta, sus sandalias desgastadas y una camiseta puesta, que a veces prefiere llevarla colgando en su hombro.

Su destino es incierto y en varias ocasiones no ha regresado a su casa hasta los tres días. 
“Una vez lo encontramos en Tosagua, era una parte lejana y la Policía me ayudó a buscarlo”, comenta Bárbara Lucas, madre de “José”, nombre protegido.
“José” empezó a perder la memoria desde que tenía cinco años. 
Bárbara dice desconocer los motivos que le ocasionaron el problema no solo a él, sino a otro de sus ocho hijos.
“Patricio” tiene 45 años  y empezó a tener problemas mentales también desde que era niño.
Bárbara señala que también salía a caminar sin rumbo,  dañaba su ropa, pero prefería no encerrarlo en su casa porque si lo hacía, encontraría todo dañado. Por ello decidió  trasladarlo hasta el Instituto de Neurociencias de Guayaquil, que hasta mediados del 2011 se lo llamó “Manicomio Lorenzo Ponce”.
La madre no recuerda con exactitud el año ni el tiempo que “Patricio” estuvo internado, pero afirma que cuando regresó a su casa llegó recuperado a tal punto, que entiende y le ayuda a realizar ciertas tareas del hogar.
A “José” no ha decidido trasladarlo a Guayaquil, pues asegura que no le hace daño a nadie. No es agresivo. 
Le gusta bañarse y ver dibujos animados en la televisión.
“Donde quiera que yo vaya tengo que llevarlos a los dos”, menciona Bárbara, quien a sus 80 años ya no lava ropa ajena como antes lo hacía para obtener algo de ingresos. El único que le ayuda es su nieto, a quien lo  considera su hijo, pues lo crió desde que era niño.
“José” ha estado en tratamientos médicos, pero no se acostumbra a tomar las  medicina, menciona Bárbara.
Especialista. Miguel Sacoto Guillén, médico psiquiatra, señala que la alteración de la salud mental se debe a una consecuencia que haya pasado la persona.
Por ejemplo, en el terremoto del 2016 muchas personas presentaron problemas de trastorno nervioso, traumático o de ansiedad, indica, al agregar que el fallecimiento de un familiar también suele causar depresión cuando la persona no logra superar la pérdida. 
Pero estos cuadros psiquiátricos son considerados como menores, mientras que los cuadros mayores son trastornos mentales severos. Uno de ellos es la esquizofrenia, cuya enfermedad no tiene cura, pero es tratable.
“La persona que padece esta enfermedad no se va a curar, pero sí se la puede tratar para que se desenvuelva mejor”, señala.
El especialista detalla que existen varios tipos de esquizofrenia y una de ellas es la catatónica, cuyo paciente se vuelve peligroso y puede cometer un delito al pensar que todos los que lo rodean le quieren hacer daño.
 
>mató a su hijo. Después de un parto, la mujer también puede sufrir problemas mentales por depresión materna. En estos casos, los bebés deben ser separados de la madre, pues existe el riesgo de que maten a sus hijos.
Sacoto recuerda un hecho ocurrido en Manta hace varios años, cuando tuvo una paciente que llegó a padecer de depresión materna.
En aquel tiempo, el médico le alertó al esposo de que no debía dejar solos a sus hijos con la madre por el trastorno mental que padecía, pero al no tomar en cuenta las recomendaciones, la mujer asesinó a sus tres hijos cuando nadie lo esperaba.
De acuerdo a cifras del Consejo Nacional para la Igualdad de Discapacidades (Conadis), en Manabí existen 2.661 personas con discapacidad psicosocial registradas.  
En Manta existen 645 personas con este tipo de discapacidad y es la ciudad con más casos, seguida de Portoviejo con 607 y Chone con 200 casos (ver infografía).
Luis Linch, coordinador de comercialización del Instituto de Neurociencias de la Junta de Beneficencia de Guayaquil, señala que las enfermedades mentales están en crecimiento en todo el mundo, destacándose la depresión y los problemas relacionados a las adicciones.
En este centro, cada mes atienden unos 6 mil pacientes en consulta externa, 300 en el área de hospitalización, 300 en el área de residencias y otros 50 en la Unidad de Conductas Adictivas.
Desde Manabí, al menos 500 personas llegan cada año a este instituto para atenderse por diferentes problemas mentales.
Linch detalla que del 2015 al 2016 el número de pacientes disminuyó porque los derivados del hospital del IESS ya no llegan en el mismo número. 
“Pero a nivel nacional el volumen de pacientes ha aumentado”, respondió Linch mediante un correo electrónico.
 
>tRATAMIENTO. En el instituto de Neurociencias, los pacientes con esquizofrenia tienen un período de hospitalización corto para estabilizarlos en caso de que sea necesario, pero luego deben seguir con un tratamiento de forma ambulatoria.
Miguel Sacoto indica que el tratamiento es continuo y dura años. El costo varía de acuerdo al estado del paciente, pero en muchos casos es elevado y las personas abandonan el tratamiento.
Narcisa Moreira conoce lo costoso que es el tratamiento, pues su hijo sufre de problemas mentales y cada mes necesita de unos 300 dólares para medicinas y consulta con el especialista.
Ella afirma que la mayor parte del tratamiento lo ha llevado con médicos particulares, pues en el hospital solo le dan paracetamol y  no consigue un turno con un especialista.
“Desde el mes de abril llamé para obtener un turno, pero hasta la vez me llaman”, se lamenta.
Narcisa recuerda que los gastos iniciaron desde que su hijo tenía dos años (actualmente tiene 29), cuando le empezó a dar fiebre que no se le quitaba fácilmente. A la edad de 13 años le dio el primer ataque de epilepsia que luego le empezó a dar cada mes.
Desde enero pasado a su hijo le dio una crisis que en ocasiones no ha podido controlar, debido a que suele perder el conocimiento.
“Hablaba cosas, se iba a caminar en una cancha dando vuelta. En la noche no dormía bien”, expresa Narcisa, quien vive en la ciudadela Rafael Correa de Portoviejo.
“Necesitamos ayuda inmediata”, agrega.
 
>Adicción. Los problemas en la mente también se presentan por el consumo de drogas.
Mariela García, psicóloga y directora del Centro Especializado de Tratamiento para Personas con consumo problemáticos de alcohol y otras drogas de Portoviejo, menciona que los pacientes que llegan a este centro presentan deterioro en sus emociones, afectos  y en el comportamiento. “Las agresiones van de la mano a presentarse algún tipo de trastorno de personalidad y del comportamiento. Es una enfermedad mental”, indica.
Otras de las patologías más frecuentes que afectan a la mente son la ansiedad, la depresión y el estrés.
García advierte que la mayoría de personas presenta algún problema de salud mental, pero lamenta que en muchos casos esperan que aparezcan los signos y síntomas para acudir al especialista.
“Una de las enfermedades más complicadas de detectar son las mentales, las detectamos cuando están súper avanzadas”, menciona.
En otros casos, García explica que a las personas que presentan un trastorno esquizoide se las puede identificar porque se aíslan, tienen dificultad de relacionarse y expresar sus emociones. Estos casos, dice, son varios de los síntomas a los que la familia debe estar alerta y acudir a un especialista.
García menciona que en los centros de salud de Andrés de Vera de Portoviejo, Jaramijó, Manta y Tosagua, cuentan con especialistas para atender a las personas con adicciones y enfermedades mentales graves, pero de manera ambulatoria, más no residenciales.
Los casos más graves son derivados a un Instituto de Neurociencias de Guayaquil, indica.
Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de 300 millones de personas en el mundo sufren depresión, cuyo trastorno es la principal causa de discapacidad. 
También, más de 260 millones padecen de trastornos de ansiedad. “Las enfermedades mentales están en crecimiento en todo el mundo”.
García recomienda mantener una buena comunicación familiar para detectar y evitar cualquier tipo de problemas mentales.
Los especialistas alertan que muchos de los cuadros depresivos son de tipos suicidas.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala