Actualizado hace: 25 minutos
Palenque
El caballero del “Tic Tac”

Horacio Triviño Luzarraga, palenqueño de 76 años, lleva cuatro décadas cuidando el reloj de la Iglesia “San Nicolás de Tolentino”.

Lunes 30 Julio 2018 | 11:20

A diario sube a la torre del templo para lubricar las piezas y darle cuerda a este reloj que fue colocado para la ciudad en1976.

Tic tac. El septuagenario debe escalar las finas y temblorosas escaleras hasta un boquete por el que debe filtrar con sumo cuidado. 
Allí lo espera el tic tac de su “hijo”, ese entramado mecánico que en 42 años de custodia solo se ha averiado una vez.
Dejó de temerle a las alturas y se desliza trepando hacia la cresta de la iglesia por angostos espacios, lo hace con la destreza de un hombre de 20 años.
Don Horacio reveló que ha decidido jubilarse el año siguiente. Por ello, ha considerado preparar a uno de sus ocho hijos en el oficio con el propósito que el cuidado del reloj quede en buenas manos.
Candidatos. “Son varios años trabajando aquí, y ya toca jubilarme. Estoy enseñándole lo que he aprendido a uno de mis hijos. Ya depende del municipio y de la Iglesia si lo contratan o no”,dijo.
El padre Nilo Anchundia, párroco de Palenque, valora el trabajo de Triviño. Él es el responsable que las campanas sincronizadas mecánicamente con el reloj repiquen alertando la hora cada quince minutos. “En nuestra iglesia aún quedan esos valores llenos de memoria. El reloj y las campanadas, por ejemplo, mantienen vivo ese espíritu que identifica a los templos católicos. Y eso le debemos por más de 40 años a este gran servidor”, relató el cura. Hoy el reloj está puntual. “Voy a extrañarlo cuando me vaya, pero le prometí que subiré a visitarlo, además mi casa queda cerca de la iglesia”, culminó Triviño.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala