Actualizado hace: 4 horas 7 minutos
Manabí
Ley privilegia los derechos de adultos

“Ecuador es un país que camina hacia el envejecimiento, todos caminamos hacia el envejecimiento”.

Sábado 28 Julio 2018 | 11:00

Con esa reflexión la ministra de Inclusión Social, Berenice Cordero, inició ayer su alocución respecto a la difusión de la nueva Ley del Adulto Mayor.

La norma fue aprobada el 19 de julio. Cordero la compartió ayer en Portoviejo.
Tomando como referencia el hecho de que en el país hay 1’200.000 adultos mayores que representan el 7% de la población y que de aquí al 2050 subirá un 10%, es decir, el 27%, la secretaria de Estado puso énfasis en prepararse a conciencia sobre ese futuro impacto.
Se refirió, asimismo, a que había una Ley del Anciano -de 1991-, pero que la nueva legislación está más enfocada en la protección de los derechos humanos, lo cual no había en la antigua norma, a la cual llamó “preconstitucional”, anterior a la Constitución del 2008.
“El objetivo de esta nueva ley es garantizar la vigencia, difusión y ejercicios de los derechos humanos específicos de las personas adultas mayores”, manifestó.
Novedades. Destacó que, entre las novedades de la nueva legislación, hay tres conceptos como la atención, la  restitución y la reparación de derechos. Puso como ejemplo el derecho a reclamar alimentos de su pareja o de la persona con la que conviva, de sus hijos y hasta de sus hermanos. 
La tabla de alimentos será establecida por el MIES. 
Habló también del registro de la información, es decir, de tener acceso a saber quiénes son los adultos mayores, cómo y dónde están.
La nueva ley ha hecho, asimismo, un reajuste de las exenciones tributarias, las cuales afectan a la movilización aérea, terrestre, marítima y fluvial, tanto del adulto mayor como de un acompañante.
Según el coordinador de la zona 4, Guido Mosquera, en Manabí hay 1’500.000 habitantes, de los cuales 109.500 son adultos mayores, es decir, un 7,3%.
De estos, 56.171 personas reciben la pensión del adulto mayor y 4.909 los 100 dólares del plan Mis Mejores Años.
Ellos hablan. Adelaida Proaño, de 83 años, dijo sentirse “bien y complacida por todo lo que se hace en beneficio de las personas enfermas y viejas”.
Vicenta Mero, oriunda de Manta, se sumó a esa complacencia porque “siento que por primera vez nos están tomando en cuenta. Me siento muy feliz con todo lo realizado y lo que está por hacerse”.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala