Actualizado hace: 23 minutos
Quevedo
Tres tiros para finquero

"Mi amor me muero”, fue lo último que Leticia Heredia escuchó de su esposo Aldo Loor Monroy a través de una llamada telefónica.

Jueves 26 Julio 2018 | 11:00

Ella lo llamó al enterarse que lo habían herido a balazos. Un vecino fue quien  encontró herido a Loor en el interior de su finca en el sector Villa Franca de Quevedo, cercano del recinto La Virginia.

Con vida. Según el reporte de la Policía, el vecino que pasaba por la finca del Aldo, a las 17h30 aproximadamente, lo escuchó pidiendo ayuda.
Preocupado se acercó a la vivienda donde lo encontró con vida, pero mal herido. 
Con la ayuda de otro morador del sitio trasladaron al agricultor hasta el hospital Sagrado Corazón de Jesús , donde falleció antes de las 20h00 del martes.
La Policía trata de ubicar al o los causantes de la muerte de “El Colorado”, como era cariñosamente Loor.
La víctima, de 62 años,  trabajó por más de dos décadas como auxiliar administrativo en la casa de salud en la que pereció.
Hace diez años había comprado la finca, donde le gustaba pasar la mayor parte de su tiempo. 
“En la mañana después de desayunar se fue a la finca, me dijo que se iba a quedar a dormir allá y regresaba hoy (miércoles) pero antes de las 18h00 del martes me llamó su hermano de Manabí, Aldo lo había llamado a él a decirle que lo habían disparado. 
Luego yo lo llamé a él, pero sólo pudo decirme mi amor me muero”, comentó sollozante Leticia Heredia mientras esperaba en el exterior de la morgue en espera que le practiquen la autopsia.
Afectada por la muerte de su esposo recordó el último paseo a la playa que realizaron el último sábado.
Junto a sus hijos viajaron a Manta, luego del viaje Aldo permaneció en su casa ubicada frente al área de emergencia del hospital hasta que la mañana del martes decidió ir a su finca donde horas después lo asesinaron.
Ganó un juicio. Familiares de Aldo Loor indicaron que este padre de ocho hijos no tenía enemigos.
Su esposa contó que hace menos de un mes su esposo había ganado un juicio de tierras, las escrituras de la finca habían salido a su nombre.
Habitantes del recinto Villa Franca, donde tenía la finca el fallecido, dijeron a la Policía que antes de las 18h00 vieron pasar un vehículo tipo trooper color azul, además de dos motocicletas, cada una con un ocupante.  
Luego de varios minutos observaron que el carro y las motos salieron pero antes de eso pasaron por la casa del fallecido. En ese momento escucharon varios disparos, pero no les prestaron atención hasta que el vecino que encontró a Aldo Loor herido pidió ayuda para trasladarlo al hospital.
Buen amigo. Gustavo Muñoz, amigo del fallecido se mostró sorprendido por la muerte del jubilado, sobre la tragedia se enteró por un mensaje de Whatsapp, “era un hombre inteligente, buen amigo. Es lamentable lo que le ha pasado, él era maestro ebanista y luego trabajó como auxiliar administrativo en el hospital”, comentó Muñoz. 
Bismal Paredes y Silvano Cedeño, ambos jubilados y también amigos de Aldo Loor llegaron hasta la morgue para acompañar a la familia del fallecido en su momento de dolor, ambos lo recordaron como un hombre tranquilo, sin enemigos y sobre todo muy solidario. Luego de la autopsia el cuerpo fue llevado hasta una de su casa ubicada en La Variante donde se realiza el velorio.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala