Actualizado hace: 32 minutos
Eduardo Aráuz Fernández
Funadelan = altruismo

Jueves 26 Julio 2018 | 07:00

Decidir de manera honesta y sincera servir a los demás, sin pedir nada a cambio, sin lugar a dudas es una conducta altruista. 

Es también un comportamiento que disminuye las vulnerabilidades y aumenta las probabilidades de supervivencia de quienes reciben la generosidad. 
Entre nosotros los humanos, la solidaridad permite resistir las adversidades que se presentan a lo largo de la vida. Las personas solidarias no dudan en colaborar y apoyar a todos aquellos que se encuentran en situaciones desfavorecidas; es la determinación firme y perseverante de empeñarse por el bien común.. 
Quienes practican la solidaridad son dueños de una notable capacidad para servir, demuestran un verdadero reflejo casi angelical, que da esperanzas para quienes lo necesitan.
Seguramente me quedo corto con los términos antes anotados; pretendo, en lo conceptual, destacar el esfuerzo y trabajo solidario y altruista del grupo de damas que integran la “Fundación Amigos de los Ángeles”. 
A principios de este siglo, nació esta agrupación y sin lugar a dudas ha venido demostrando, en la práctica, su noble lema: “Vivir para Servir”. 
Fueron de a poco caminando en su ruta de servicio al necesitado, donando bastones, sillas de ruedas y también varias casas a personas humildes que no tenían un techo seguro. 
Ahora el sueño filantrópico es de otras dimensiones. Hoy el ideal de este camino trazado para el servicio se llama “Angeluz”, que será un centro diurno de atención al adulto mayor que estará ubicado por el sector El Limón, vía a Santa Ana.
Aquí nuestros ancianos tendrán un lugar junto a la naturaleza para distraerse, aprender y divertirse, porque este proyecto considera construir módulos donde puedan desarrollar diferentes actividades de esparcimientos.
Angeluz no está concebido como un asilo; el adulto mayor, durante su permanencia diurna en el centro, siempre tendrá el calor de su familia amada.
Pero nosotros, el gran conglomerado, no podemos ser espectadores pasivos ante el esfuerzo demostrado por las damas de esta fundación. 
Para financiar esta magna obra en ejecución pronto vendrán nuevos “Chocolates para el Alma”, evento musical donde han desfilado artistas de la talla de Juan Fernando Velasco y los consagrados Marco y el Greco, ambos argentinos y enamorados de esta noble misión.
Apoyemos asistiendo siempre masivamente a los próximos “Chocolates para el Alma”, demostrando nuestra solidaridad y generosidad manabita.
Bien por las damas de Funadelan, ellas saben que la satisfacción más grande es el deber cumplido, porque viven para servir.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Más opiniones: