Actualizado hace: 2 horas 43 minutos
Polémica.
La culpa es del suegro

Tenía pensado casarse en un castillo en Italia, incluso quería que Beyoncé cantara en su ceremonia, pero todo quedó en nada.

Lunes 23 Julio 2018 | 10:00

Gareth Bale, la estrella del Real Madrid, y su novia de infancia, Emma Rhys-Jones, cancelaron su matrimonio por segunda vez. La pareja tenía previsto darse el ‘sí, quiero’, en un castillo italiano el mes pasado, pero finalmente han decidido aplazarlo. El motivo no es otro que los problemas con el padre de la novia. 

Al parecer, según han explicado fuentes cercanas a la pareja al diario inglés ‘The Sun’, “hay una gran confusión familiar. Quieren que las cosas se calmen antes de casarse. Siguen estando enamorados, pero tienen muchos problemas con los que tratar”.
 > envuelto en delitos. No es la primera vez que la pareja cancela su matrimonio. Ya pasó lo mismo cuando el futbolista y su chica iban a celebrar su enlace en Ibiza, España. Los problemas entre Bale y su suegro comenzaron después de que el padre de Emma Rhys-Jones se viera envuelto en una gran cantidad de delitos. Cumplió condena en Estados Unidos por fraude y también ha estado relacionado con el tráfico de drogas junto a los abuelos de la prometida del jugador del Real Madrid.
El padre de Emma, que se perdió el nacimiento de sus nietos (hijos de Bale) por estar en la cárcel, rehízo su vida después de salir de la cárcel en EE.UU. y se fue a vivir con una florista rusa a la que doblaba la edad.  
Para la novia de Bale no ha sido nada fácil lidiar con los problemas de su padre y de otros familiares a los que se relacionó con la pérdida de una maleta con más de 800.000 dólares procedentes, al parecer, del tráfico de drogas. Otra mala noticia que trastocó los preparativos de la boda fue la muerte del cuñado del futbolista, Alexander Williams, de 29 años, quien se suicidó.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala